ALIANZA LIMA
Carlos Ascues llegó esta temporada a Alianza Lima | Fuente: Alianza Lima

A diferencia de sus compañeros, Carlos Ascues en los últimos días no se ha conectado, a través de Zoom, a los entrenamientos de Alianza Lima. Su ausencia no pasó desapercibida. ¿Qué pasó? ¿Está lesionado? Nada de eso.

El volante, de 28 años, jugador sigue trabajando, pero lo hace por su cuenta. No quiere perder forma física y ahora menos que está a punto de activarse el protocolo para el retorno a los entrenamientos tras la para por el nuevo coronavirus. Entonces, ¿por qué no entrena a la par con sus compañeros? 

Según informó Ovación, Carlos Ascues aceptó la reducción del 30 por ciento de su sueldo, pero la administración del club victoriano -considerando la escala de remuneraciones de cada jugador- le quiso recortar el 40 por ciento de su mensualidad. El jugador entiende que hay una crisis económica generada por la pandemia del nuevo coronavirus, por eso aceptó negociar. 

El volante hizo un esfuerzo y aceptó que la rebaja de sueldo, que empezaba a regir desde finales de mayo, sea del 31 por ciento, pero la administración no aceptó y decidió aplicar la suspensión perfecta de labores. Esto -obviamente- ha generado malestar en Carlos Ascues, que ha decidido continuar con sus trabajos físicos y a la espera que se solucione su problema, teniendo en cuenta que la próxima semana empezarían los exámenes de descarte contra el COVID y luego los entrenamientos.