Cristiana, Tévez y Rooney, el tridente de Manchester United en 2008
Cristiana, Tévez y Rooney, el tridente de Manchester United en 2008 | Fuente: AFP | Fotógrafo: ANDREW YATES

Poco más de una década atrás, el Manchester United era el equipo que dominaba en la Premier League y en la Champions aparecía en el podio de los principales candidatos para conquistar la ‘Orejona’. Alex Ferguson, el entrenador por entonces, conformó un equipo poderoso que contaba con la brillantez de su tridente ofensivo, conformado por Cristiano Ronaldo, Wayne Rooney y Carlos Tévez.

De ellos, quien permaneció más tiempo en el club y se convirtió en leyenda fue el delantero inglés, aunque se planteó cambiar de aires. Según el mismo Rooney reveló, por su cabeza pasó jugar al lado de Lionel Messi en el Barcelona de Pep Guardiola.

"En mi cabeza, en ese momento (2010), estaba listo para irme a jugar en España. Me habría gustado ir al Barcelona, pero parecía mucho más probable que fuera el Real Madrid que el Barça. Recuerdo un día estar pensando: 'imagina jugar en ese Barcelona: Messi, Xavi, Iniesta y Busquets'. Y, en esa época, Messi no jugaba como juega ahora, como número '9' por ejemplo. Él jugaba por fuera. Yo pensaba que podía encajar a la perfección. Podía bajar a recibir la bola y tener a esos jugadores corriendo por detrás. Recuerdo haber pensado eso", contó el exfutbolista en ‘UTD Podcast’.

Wayne recordó los duelos que sostuvieron Manchester United y el ‘Barza’ en la Champions. Tres cruces en un periodo de cuatro años donde los azulgranas lograron imponerse en las finales de 2009 y 2011.

"Recuerdo a Alex Ferguson diciendo 'somos el Manchester United y vamos a atacar, está en la cultura de este club' y yo pensando: 'no estoy tan seguro de ello'. Creo que todos los jugadores sabían en su interior que era la táctica errónea, que estábamos abandonando aquello que nos hizo triunfar en las semifinales de 2008, y estoy seguro de que en ambas ocasiones nos superaron en juego", señaló Rooney, quien también estuvo presente cuando eliminaron a Barcelona en semifinales de 2008 para conquistar hasta ahora la última ‘Orejona’ de los ingleses.