Gareth Bale
Gareth Bale en el Tottenham. | Fuente: Tottenham

Gareth Bale llegó a Real Madrid en 2013 y tuvo un rol protagónico en el logro de varios de títulos conseguidos por el cuadro merengue, incluyendo las cuatro conquistas en la Champions League. Sin embargo, el extremo galés no tuvo un buen final en las últimas temporadas.

Bale, que se resignó a la suplencia por decision de Zinedine Zidane, habló como son sus primeros días en su regreso a Tottenham Hotspur, club donde jugó en su primera etapa entre 2007 a 2013. Aseguró que no se arrepiente de nada en su carrera.

"No, no me arrepiento de nada. Solo quiero jugar al fútbol, eso es todo lo que puedo hacer y todo lo demás, todo lo que se diga desde fuera, escapa a mi control. Como he dicho no me arrepiento de lo que he hecho, diga lo que diga quién sea, porque eso ya es cosa suya. Sé lo que pienso de mí mismo y mi familia sabe muy bien quién soy, eso es todo lo que me preocupa", aseguró Bale en una entrevista para Sky Sports.

"Está claro que ir a una cultura diferente, a un país diferente, te hace crecer como persona, y no te digo ya como futbolista. Tienes que aprender a enfrentarte a situaciones en las que te ves involucrado, y, obviamente, yo he estado bajo situaciones de una inmensa presión. Ha habido gente que me ha silbado dentro del estadio", agregó el delantero de 31 años.

Bale, que se marchó cedido a Tottenham de José Mourinho, dijo: "Así que sí, he aprendido a lidiar con ese tipo de cosas, a no tomármelas demasiado en serio ni demasiado a pecho, así que vivo con ello. Es fútbol, algo que te encanta practicar y en lo que simplemente tienes que dar lo mejor de ti mismo. A veces eso es lo único que puedes hacer", finalizó.