Futbolista argentino reveló públicamente que es gay: "En el fútbol es un tema tabú"

El portero del club General Belgrano, Nicolás Fernández, dio a conocer su orientación sexual a través de una publicación en sus redes sociales hace un año, siendo el primer jugador de Argentina en decirlo.

El guardameta aseguró que la homosexualidad es tabú en el fútbol. | Fuente: El Diario de La Pampa

El portero Nicolás Fernández es el primer futbolista de Argentina en revelar públicamente que es homosexual. El jugador del club General Belgrano habló en entrevista con Tiempo Argentino, donde aseguró que el tema es tabú en el deporte rey.

"En el fútbol es un tema tabú. Se comentan muchas cosas. Hay gente gay que por ahí con un chiste se siente mal. A mí, no me pasa. Me pueden decir cualquier cosa, y me puedo enojar pero lo resuelvo sin ponerme mal", afirmó el guardameta.

El futbolista de 24 años realizó una publicación el 28 de junio de 2019, Día Internacional del Orgullo LGBT, donde reveló públicamente que era gay, convirtiéndose en el primer jugador argentino en hacerlo. "En verdad, nunca supe qué día era. Había salido, estaba con mi pareja y tiré ese estado en Facebook. Después se hizo una revolución, se hicieron eco todos los medios de La Pampa. Muchos se sorprendieron en el fútbol. Otros ya me conocen en Santa Rosa. No ando con un megáfono diciendo qué soy ni nada. Pero ahí me salió", señaló.

Sobre su familia, Fernández afirmó que a los 17 años les contó a sus padres. "Con mi familia fue sencillo. A mis viejos no les di opción. Les dije que si no les gustaba me iba de casa, que no había problema. Tenía 17 años. Pero lo entendieron", aseguró.

El portero (centro) recibe indicaciones junto a sus compañeros. | Fuente: Club General Belgrano

Asimismo, Fernández contó una anécdota con un hincha del conjunto rival que lo insultó en un partido. "Cuando atajaba en Huracán de Pellegrini vino a jugar Ferro de Trenque Lauquen. Y una persona se puso atrás del arco, arriba de una camioneta, y me insultó todo el partido. Ya sabía. Ahí me calenté. Le decía que cuando terminara el partido lo iba a buscar. Cuando termina, salgo corriendo, la policía me frena. Mi viejo y la hinchada fueron a buscarlo. Tuvo que intervenir la policía para que pudiera irse", señaló.

El argentino también aseguró que tras el incidente ya no se deja amilanar. "Siempre sentí apoyo. Ahora me gritan 'puto' en la cancha y yo me doy vuelta y me río. El año pasado atajé con un conjunto de ropa rosa en Atlético Santa Rosa. Me dijeron tantas cosas para hacerme calentar y sacar del partido, que yo me agachaba, le hacía cualquier gesto, me reía. Les gané. No lograron hacerme enojar", dijo Fernández.

Finalmente, el arquero del General Belgrano declaró que en el fútbol femenino no existen estos problemas. "Es mucho más abierto. En ese sentido el fútbol femenino está un paso adelante. El fútbol masculino va camino a ser más abierto", añadió.

¿Qué opinas?