Luis Advíncula
Luis Advíncula en entrenamiento del Rayo. | Fuente: Rayo Vallecano

El Rayo Vallecano emitió este martes un comunicado en el que informa de que, tras reunirse con el entrenador Paco Jémez, "modifica el tiempo de trabajo marcado en el ERTE para adaptarlo a las nuevas necesidades de trabajo del primer equipo" y que así puedan retomarse los entrenamientos desde mañana.

La plantilla del Rayo Vallecano, en el cual está incluido el peruano Luis Advíncula, que no acudió el lunes a entrenarse molesta por seguir dentro del Expedición de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), tampoco acudió este martes a la Ciudad Deportiva para entrenar sobre el césped.

El motivo del descontento de la plantilla residió en que no entendían cómo seguían dentro de un ERTE de reducción de jornada cuando ya se habían reincorporado al trabajo bajo el estricto protocolo de LaLiga.

En el otro lado, el club justificó, mediante un comunicado, que "las horas efectivas pautadas por el entrenador no excedían el tiempo de trabajo marcado en el ERTE" y por tanto daban lugar para seguir siendo aplicado.

El nuevo capítulo, con el que tanto club como plantilla y cuerpo técnico esperan dar por concluida esta situación, es el comunicado hecho público este miércoles por el Rayo Vallecano tras "una reunión" con Paco Jémez.

"Tras constatar que las necesidades de carga de trabajo de la primera plantilla para los próximos días deberán exceder de lo inicialmente pautado el pasado 12 de mayo, se ha decidido modificar el tiempo de trabajo marcado en el ERTE para adaptarlo a las nuevas necesidades de trabajo del primer equipo", informó el club.

De esta forma, la plantilla del Rayo Vallecano volverá a ejercitarse el miércoles en sesión matutina en la Ciudad Deportiva para preparar la vuelta a la competición a mediados de junio.

Antes de la reunión de este miércoles con la que se espera que todo vuelva a la normalidad, la mañana en las instalaciones de la Ciudad Deportiva ha sido muy tensa con un duro enfrentamiento verbal entre Paco Jémez y el director deportivo, David Cobeño, que terminó arreglado y con abrazos por ambas partes. 

(Con información de EFE)