Miguel Trauco (25 años) es una de las figuras de la Selección Peruana. Actualmente, el lateral izquierdo juega en el Flamengo de Brasil. | Fuente: Foto: EFE / Composición: RPP.

Cómo hablarle de imposibles a una Selección Peruana que le ganó a Brasil luego de 41 años, cómo hablarle de sueños a aquellos "once machos" que dibujaron una sonrisa a todo el país, luego de vencer en Asunción y Quito. Eso necesitábamos, sacarnos el cartel de perdedores de encima, recuperar la escencia del fútbol peruano, esa que extraviamos luego de España 1982. Perú ha vuelto a ser un equipo que los rivales respetan en Sudamérica, capaz de ganar el cualquier cancha. En setiembre del 2017 algo cambió para bien y estamos a dos pasos de decir qué todo cambió definitivamente.

- "No sabe ganar de visita". Tuvieron que pasar 12 años para que la Selección Peruana celebre en una victoria de visita. Este equipo de Ricardo Gareca lo hizo y una ciudad donde nunca antes había ganado un partido oficial. No una vez, sino dos: Paraguay en Asunción y ante Ecuador en Quito fueron las víctimas.

- "No se sabe manejar resultados". En cinco de las siete victorias que obtuvo la Selección Peruana durante estas Eliminatorias estuvo arriba en el marcador. Con orden supo mantener el marcador hasta el final.

- "Enemigos de los triunfos consecutivos". Pasaron dos décadas para que Perú logre sumar 9 puntos de 9 posibles de manera consecutiva. La última vez fue tras vencer a Bolivia y Uruguay en Lima y Venezuela en Barinas, durante las Eliminatorias Francia 1998.

- "Resucita muertos". Siempre fue un alivio para los rivales toparse con Perú cuando afrontaban una mala racha.  Ecuador llegó al último partido pensando así, pero no le dimos vida. El equipo fue a Quito a buscar el triunfo y lo consiguió, con paciencia, teniendo la cabeza fría y el corazón caliente.

- "Todo jugaba a nuestro favor, menos nosotros". Cuándo los resultados de otros partidos nos servían, no podíamos sumar de a tres para sacarle el jugo a la fecha. "Siempre que se dan los resultados, Perú pierde", escuchábamos con frecuencia.

Esta vez fue distinto, fuimos los grandes ganadores de la fecha doble.

¿Qué opinas?