EEUU ayudará a refugiados por conflicto entre Sudán y Sudán del Sur

El mandatario Barack Obama autorizó el uso de hasta 26 millones de dólares de un fondo de emergencia para ayudar a unas 140 mil personas afectadas por los enfrentamientos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, autorizó hoy el uso de hasta 26 millones de dólares de un fondo de emergencia para refugiados y asistencia migratoria para ayudar a unas 140.000 personas afectadas por los enfrentamientos en la frontera entre Sudán y Sudán del Sur.

El dinero se destinará a apoyar los esfuerzos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en los conflictivos estados sudaneses de Kordofán del Sur y Nilo Azul, informó en un comunicado el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tommy Vietor.

El Gobierno estadounidense está "profundamente preocupado" por la situación en ambos estados y especialmente por los "violentos enfrentamientos" en la frontera compartida entre Sudán y Sudán del Sur, sostuvo Vietor.

"Seguimos llamando al Gobierno de Sudán a permitir el acceso pleno y sin trabas de las agencias humanitarias internacionales a Kordofán del Sur y Nilo Azul para proporcionar asistencia de emergencia a los que la necesitan", agregó el portavoz.

Kordofán del Sur y el Nilo Azul son escenario de enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas de Sudán y una facción del Movimiento Popular de Liberación de Sudán (MPLS), que luchó por la independencia de Sudán del Sur durante dos décadas.

A esos enfrentamientos se ha unido un aumento de la tensión bilateral en los últimos meses, en parte por la decisión de Sudán del Sur de paralizar la producción de petróleo y de denunciar a Sudán por apropiarse del crudo.

Sudán del Sur acusó la semana pasada a las fuerzas sudanesas de bombardear su territorio tras los intensos combates registrados en la frontera común.

Tras un referéndum celebrado en enero de 2011, Sudán del Sur proclamó su independencia de su vecino del norte el pasado julio, pero todavía siguen pendientes varios asuntos como la soberanía de la región petrolera de Abyei, situada en la poco definida frontera que comparten los dos países.

Estados Unidos "sigue exhortando" a Sudán y Sudán del Sur "a alcanzar una solución negociada a las cuestiones pendientes entre ellos", reiteró hoy la Casa Blanca.

Asimismo, volvió a urgir a los mandatarios de ambos países, el sudanés Omar al Bachir y el sursudanés Salva Kiir, a reunirse para llegar a acuerdos sobre la frontera común y la disputa petrolera.

El propio Obama habló por teléfono el lunes con Kiir y le destacó la importancia de que ambos países eviten "acciones unilaterales", así como de resolver el conflicto sobre el petróleo.

EFE