Foto: Claudia Tuesta

En nuestro país, la situación de pobreza excluye a muchos niños y niñas de la educación, siendo las niñas las más afectadas. Si una familia tiene que elegir entre enviar a su hija o su hijo al colegio, la tendencia es por el varón, porque se le relaciona con las esferas económicas y políticas, mientras que a la mujer se la identifica usualmente con el rol de madre y ama de casa.

¿Qué desventajas enfrenta una niña que no es educada frente a otra que sí recibe educación?
“Las niñas y niños tienen igualdad de derecho y ambos necesitan recibir educación de calidad. Las mujeres que no culminan la secundaria, difícilmente o jamás lo logran, y se constituyen en una población pobre, vulnerable y excluida de las posibilidades de desarrollo”, dijo Blanca Fernández, Coordinadora del programa de desarrollo rural del centro de la mujer peruana Flora Tristán.

Fernández dijo que hemos avanzado porque las niñas ahora culminan la primaria, pero aún siguen desertando en la secundaria, por lo que propuso verificar el tipo de educación que se brinda en las zonas rurales y capacitar mejor a los docentes de la zona.

¿Cuál es la importancia de que las niñas sean educadas?
•    Las mujeres más educadas ganan más dinero
•    La mayor educación y los mejores ingresos generan impactos en el bienestar: mejoran los niveles de nutrición, salud y educación de los niños.
•    Madres más educadas, valorarán más la educación de sus hijas.