Japón: ejecutiva de Toyota acusada de tráfico de drogas

Julie Hamp recibió, supuestamente, un paquete por mensajería con unas 57 pastillas que contenían oxicodona.
EFE

Las autoridades niponas acusan a la ejecutiva estadounidense de Toyota detenida el jueves en Tokio de recibir por mensajería medicamentos de forma ilegal, según recogen hoy los medios locales.

Julie Hamp, directora de comunicación y vicedirectora de relaciones públicas de la compañía nipona, recibió supuestamente el pasado 11 de junio desde EE.UU. un paquete por mensajería con unas 57 pastillas que contenían oxicodona, un potente analgésico, según informó la agencia nipona Kyodo.

La normativa nipona de aduanas prohíbe estrictamente el envío por correos de narcóticos al país, y sólo se permite introducir personalmente estos productos a pacientes que los usen para su tratamiento, en cuyo caso es necesario solicitar un permiso previo a las autoridades niponas y remitir la receta médica correspondiente.

Según dijeron fuentes de la investigación a la agencia Kyodo, en el formulario de envío del paquete no se declaraba que contenía las pastillas con oxidocona, un opioide empleado para combatir el dolor en procesos post-operatorios o en pacientes de cáncer.

Las autoridades niponas están investigando actualmente quién es el remitente del paquete, enviado desde el aeropuerto estadounidense de Kentucky, y para qué fin iba usarlas Hamp en Japón, según las mismas fuentes.

La ejecutiva de Toyota, por su parte, se ha declarado inocente y dijo a la policía que su objetivo no era la importación de narcóticos, además ha reclamado asistencia jurídica mientras continúa bajo custodia policial, según la citada agencia nipona.

El presidente de la compañía, Akio Toyoda, compareció hoy ante los medios en Tokio y dijo que está convencido de que la primera mujer ejecutiva de Toyota "no ha violado la ley de manera intencionada".

Toyoda, que alabó a Hamp como un "valioso" miembro de su equipo, descartó de momento hablar de una posible sustitución de la recién llegada directora de comunicación y explicó que "hasta ahora no hay información suficiente, por lo que no podemos plantear hipótesis"., El presidente del mayor fabricante de vehículos del mundo insistió sin embargo en que Toyota colaborará "totalmente" con la investigación.

Hamp, de 55 años, se convirtió el pasado abril en la primera mujer directiva de la multinacional japonesa, y fue con anterioridad vicepresidenta de Toyota Motor Norteamérica.

EFE