AFP

Pasajes de la larga entrevista que concedió a los periodistas presentes en el vuelo de regreso a Roma.
Reforma del Vaticano. Aquí algunas de sus opiniones sobre temas de actualidad y la labor de sus antecesores Benedicto XVI, Juan Pablo II y Juan Pablo II

El misterioso maletín
No había dentro el código de la bomba atómica. Lo llevaba yo porque siempre lo he hecho en los viajes. Dentro llevo las cosas de afeitar, el breviario, la agenda, un libro para leer. Llevo uno sobre Santa Teresita, de la que soy devoto. Siempre llevo el maletín cuando viajo, es normal. Debemos ser normales. Es un poco extraño eso de que la foto haya dado la vuelta al mundo. Debemos habituarnos a ser normales. A la normalidad de la vida.

No le gusta vivir solo
Me he quedado en Santa Marta porque yo no podría vivir solo en el palacio. No es lujoso, el apartamento pontificio no es tan lujoso. Es amplio y grande, pero no lujoso. Pero yo no puedo vivir solo o con un grupito pequeño. Necesito la gente, ver a la gente,

Santos y no tan santos en la Curia
Hay santos en la curia: cardenales, sacerdotes, obispos, monjas, laicos… Es gente que reza, que trabaja mucho y que también va a escondidas al encuentro de los pobres. Sé de algunos que dan de comer a los pobres o que, en su tiempo libre, van a hacer ministerio en una iglesia u otra, pues son sacerdotes. Y también hay en la curia alguno que no es tan santo. Y esos son los que hacen más ruido. Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece. Y me duelen esas cosas. Hay algunos que provocan escándalo. Tenemos este monseñor (Battista Ricca) en prisión. Y no ha ido a la cárcel porque se pareciera precisamente a la beata Imelda… No es un santo. Estos escándalos hacen daño.

Enjaulado en el Vaticano
¡Cuántas veces me hubiera gustado pasear por las calles de Roma! Porque a mí me gusta andar por la calle (...) Me siento enjaulado en el sentido de que a mí me gustaría andar por la calle, pero entiendo que no es posible. Como decimos en Buenos Aires, yo era un sacerdote “callejero”.

Una profunda teología de la mujer
Una Iglesia sin mujeres es como el Colegio Apostólico sin María. El rol de la mujer en la Iglesia no es sólo la maternidad, la madre de familia, sino que es más fuerte, es la imagen de la Virgen, esa que ayuda a crecer a la Iglesia. La Virgen es más importante que los Apóstoles. La Iglesia es femenina, es Esposa, es Madre. El papel de la mujer en la Iglesia no es sólo el de mamá, que trabaja, que da… Es otra cosa.

Benedicto XVI: como con el abuelo en casa
 Hay algo que califica mi relación con Benedicto: yo lo quiero mucho. Siempre lo quise mucho, para mí es un hombre de Dios, es un hombre humilde, que reza. Yo fui muy feliz cuando fue elegido Papa. También cuando él renunció fue para mí un ejemplo de grandeza. Un hombre de Dios, un hombre de oración. Ahora vive en el Vaticano y algunos me dicen “pero cómo puede ser eso, dos Papas en el Vaticano, pero no te molesta, él no te hace la revolución en contra?”. Yo encontré una frase: es como tener al abuelo en casa, pero un abuelo sabio.

Juan XXIII
Juan XXIII es la figura del sacerdote rural. El cura que ama a cada uno de sus fieles y sabe cuidar a sus fieles. Y esto lo hacía como arzobispo, como nuncio… Es un cura de aldea bueno, y con un sentido del humor muy grande y una gran santidad. Cuando era nuncio, algunos no lo apreciaban en el Vaticano y cuando llegaba a traer cosas o a pedir alguna en las oficinas, lo hacían esperar. Nunca se quejaba. Rezaba el rosario, leía el breviario… Era un hombre humilde. Y también se preocupaba por los pobres.
«Juan XXIII es la figura del sacerdote rural»
Una vez, el cardenal Casaroli volvió de una misión, creo que en Turquía o en la antigua Checoslovaquia, y fue a verlo para informarle de la misión, en aquellos tiempos de la diplomacia de pequeños pasos. Cuando Casaroli se marchaba, lo paró y le dijo: excelencia, una pregunta: ¿usted continúa yendo a visitar a aquellos jóvenes reclusos en la cárcel de menores de Casal del Marmo? El cardenal le dijo que sí. “No les abandone nunca”. Era grande.


Juan Pablo II
Juan Pablo II fue “el gran misionero de la Iglesia”. Un hombre que llevaba el Evangelio a todas partes. ¡Es un san Pablo! Celebrar las dos ceremonias de canonizaciones juntas es un mensaje a la Iglesia. También siguen su curso las causas de Pablo VI y del papa Luciani. Para la fecha de canonización yo pensaba en el 8 de diciembre, pero hay un problema serio con los que son pobres y vienen de Polonia. Los que tienen dinero pueden venir en avión, pero los pobres vienen en autobús, y en diciembre hay hielo en la carretera.

--------------------------------------------------------------------------

MÁS ALLÁ DE LAS CANAS  es un programa que se trasmite por RPP Noticias los sábados desde las 7:00 pm con la conducción de Miguel Humberto Aguirre.