Motín en el Penal de Lurigancho fue controlado tras la intervención de 100 agentes del INPE

En diálogo con RPP Noticias, Carlos Romero, jefe del INPE, informó que sus agentes usaron balas de goma, por lo que no se registraron víctimas. La reyerta comenzó tras una requisa en el Pabellón 12B. 

La situación en el Penal de Lurigancho ha vuelto a la normalidad. | Fuente: Andina

El motín registrado esta madrugada en el Penal de Lurigancho fue controlado tras la intervención de cien agentes del Grupo de Operaciones Especiales del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), informó Carlos Romero, titular de esta entidad.

En diálogo con RPP Noticias, el funcionario aseguró que la reyerta comenzó tras una requisa en el Pabellón 12B, en la que agentes del INPE encontraron en las celdas latas de cerveza y objetos punzocortantes.

“Ante esta inconducta, se estaba disponiendo la conducción de tres internos a la Sala de Meditación. En ese momento, un grupo de internos adopta una posición intransigente, cierra los accesos al pabellón y sube a los techos, un promedio de 80 internos”, contó.

Romero aseguró que los agentes del Grupo de Operaciones Especiales intervinieron utilizando escopetas de balas de goma, “logrando restablecer el orden a las 4 a.m., siempre en coordinación con la Fiscalía de Prevención del Delito”.

El jefe del INPE negó que haya víctimas producto de la reyerta y descartó las versiones de la prensa local que daban cuenta de un motín originado por el traslado de internos a penales de provincias.

“Se ha hecho un uso racional de la fuerza, pero no hay ninguna persona fallecida. No hay heridos de gravedad. Básicamente se retomó el orden y se están adoptando las medidas disciplinarias inicialmente contra los 15 internos cabecillas”, aseveró.

Finalmente, informó que el horario de visitas de este miércoles no se verá afectado por lo ocurrido en la madrugada.

¿Qué opinas?