Los que tenemos una mascota en casa, sabemos que si tuviéramos la oportunidad de pedir un deseo sería que nuestro amigo peludo viva para siempre junto a nosotros. Sin embargo, como todo ser vivo, llega el momento en donde nuestra mascota entra a una edad avanzada.
Los que tenemos una mascota en casa, sabemos que si tuviéramos la oportunidad de pedir un deseo sería que nuestro amigo peludo viva para siempre junto a nosotros. Sin embargo, como todo ser vivo, llega el momento en donde nuestra mascota entra a una edad avanzada. | Fuente: Getty Images

Los que tenemos una mascota en casa, sabemos que si tuviéramos la oportunidad de pedir un deseo sería que nuestro amigo peludo viva para siempre junto a nosotros. Sin embargo, como todo ser vivo, llega el momento en donde nuestra mascota entra a una edad avanzada donde ya no tiene tantas energías como cuando era joven.

1.   No te culpes

Es probable que por el trabajo no hayas podido pasar tanto tiempo durante el día con tu amigo peludo como hubieras querido y ahora que ya no está a tu lado, te sientas culpable por no haberle dedicado suficiente atención. Sin embargo, es necesario que sepas que para tu mascota tenerte a su lado bastó para sentirse feliz, ya que tu amor era lo único que lo motivó a esperar por largas horas a que llegues a casa y alegrarse con solo una caricia tuya. 

2.   Evita aislarte

Con el fallecimiento de tu mascota, es normal que estés demasiado triste como para estar rodeado de tus seres queridos que muchas veces no comprenden el dolor que estás pasando. Por ello, puedes buscar a alguien que entienda el dolor de haber perdido una mascota para que te apoye en esta fase de duelo.

3.   Expresa lo que sientes 

Para superar el dolor de la partida de tu mascota es necesario comunicar todo lo que sientes. Si bien es recomendable que hables con otra persona sobre lo que estás pasando, otra forma de expresarte es mediante la escritura, por ello, tener un diario donde puedas plasmar los recuerdos que tuviste con tu mascota y como te hace sentir tras su fallecimiento, te ayudará a reconfortarte conforme transcurran los días.

4. Todo a tu tiempo 

La muerte de un ser amado no es fácil, más aún cuando has compartido tantos años llenos de bellos momentos junto a tu peludo, por lo tanto, no te apresures en sentirte mejor solo por temor a lo que digan los demás si te ven sufriendo. Tómate tu tiempo, si tienes que llorar, ¡hazlo! ya que es necesario para sanar tu corazón.

“Todos sabemos que el duelo es un proceso doloroso, largo que incluso puede durar años, tomarnos el tiempo indicado para que pase este proceso es lo ideal; es por eso que no intentemos saltar las etapas, esto puede afectar tu estabilidad emocional, con calma y sobre todo mucha paciencia, poco a poco las penas se dejarán atrás y en algún momento cesará el dolor. Muchos me preguntan si es recomendable introducir un nuevo miembro a la familia, lo primero es cerrar este proceso de duelo y te sientas preparado para dar el siguiente paso; lo recomendable es adoptar en vez de comprar; recuerda que este nuevo compañero es diferente, un ser único y con una personalidad inigualable, por eso no es bueno compararlo; ellos perciben lo que hacemos y podrías ocasionar una gran tristeza al nuevo integrante de la familia. En cuanto estemos listos, pasemos al siguiente paso y podrás adoptar.” señaló Kris Barreto, veterinaria especialista de Superpet.pe, retail especializado en productos para mascotas.