Conor McGregor
Conor McGregor fue arrestado por conducir a excesiva velocidad. | Fuente: Instagram

Durante el fin de semana, Conor McGregor se vio envuelto nuevamente en problemas con la ley. El luchador fue detenido por la policía de Irlanda por conducir de manera peligrosa en las calles de Dublín. El deportista, uno de los mejores pagados del mundo, se encontraba rumbo al gimnasio. 

Los agentes de la guardia civil, luego de detener a Conor McGregor, incautaron su vehículo, valorado en 200 mil dólares. El luchador irlandés fue llevado a la estación de policía Lucan Garda, en donde se le interpuso una denuncia por conducción peligrosa.

Conor McGregor llevado a la estación policial

Conor McGregor estuvo durante algunas horas en la estación policial, antes de pagar una fianza y marcharse. A pesar de que salió libre, el luchador tendrá que enfrentar un juicio ante el tribunal del distrito de Blanchardstown. Anteriormente, en el año 2017, estuvo en el mismo lugar por el caso de exceso de velocidad. El luchador de artes marciales podría llegar a pagar una multa de más o menos cinco mil euros, si es declarado culpable.

El representante de Conor McGregor envió un comunicado con el siguiente mensaje: “El Sr. McGregor conducía hacia el gimnasio cuando Gardaí lo detuvo por presuntas infracciones de tránsito. Pasó las pruebas de drogas y alcohol tomadas en la estación”.

Conor McGregor y los problemas extradeportivos

No es la primera vez que el irlandés está involucrado en sucesos que nada tienen que ver con lo deportivo. En el 2017, recibió una multa por 400 euros por exceso de velocidad. Sin embargo, no todo se centró en temas automovilísticos.

Conor McGregor afronta un juicio en el Tribunal Superior de Dublín, luego de recibir la demanda de una mujer, quien indica que, en diciembre de 2018, fue agredida. Ella reclama "daños personales".

Por otro lado, durante un evento en Roma, ocurrido en octubre del año pasado, el DJ Facchinetti contó cómo recibió una agresión de parte de Conor McGregor: “El muy famoso McGregor me dio un puñetazo en la boca, me rompió la nariz frente a 10 testigos, sus amigos y sus guardaespaldas. Me atacó sin motivo, mientras hablamos durante más de dos horas y también nos divertimos juntos. Podría haberme callado y no decirle nada a nadie, pero como estoy aquí para contárselo, debo decir que esa persona es realmente violenta y peligrosa”, reveló el DJ.