Algunas de las principales áreas costeras de Puerto Rico podrían quedar sumergidas en los próximos 100 años debido al aumento en el nivel del mar, según un estudio presentado hoy por un grupo de ingenieros, oceanógrafos y agrimensores.

De acuerdo con la investigación de la organización Ciudadanos del Karso (CDK), las termoeléctricas en los municipios de Arecibo, Salinas y Toa Baja, el Puerto de las Américas en Ponce e incluso las edificaciones de los Juegos Centroamericanos del 2010 en Mayagüez, podrían quedar bajo agua.

"Es sencillamente inconcebible cómo las decisiones sobre uso de terrenos y la inversión de miles de millones de dólares para el desarrollo de proyectos en la Isla se están haciendo sin considerar los impactos esperados por el cambio climático. Estamos construyendo nuestra destrucción", dijo el presidente de CDK, Abel Vela.

Por su parte, el oceanógrafo y director del Centro de Riesgos Costeros de la Universidad de Puerto Rico, Aurelio Mercado, indicó que cinco regiones del país caribeño podrían quedar afectadas de uno a tres metros de altura a consecuencias del aumento del nivel del mar.

Mercado recordó que un informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas expuso que el nivel del mar en el mundo aumentaría de 28 a 58 centímetros (11 a 23 pulgadas), y hasta posiblemente un metro, debido al desprendimiento de glaciares en la Antártica y Antártida.

"Desde 1998, se empezó a notar una aceleración en Puerto Rico, al igual que al resto del planeta. Uno no sabe si ese aumento va a durar permanentemente por muchos años", reconoció Mercado.

Mientras tanto, el asesor científico del CDK, Luis Rivera, sostuvo que un estudio de la Universidad de Tufts en EE.UU. reveló que las pérdidas económicas derivadas de daños ocasionados por tormentas ascenderán a 2,5 mil millones de dólares hasta el 2050.

Ciudades como Nueva York, los estados de Alaska, California, Florida, Maryland, Oregón y Washington, así como Holanda, Gran Bretaña, Italia, entre otros países, han creado programas para hacer frente al aumento del nivel del mar, dijo Mercado. EFE