Foto: EFE
La Comisión Europea (CE) señaló este miércoles que espera el mismo "alto" nivel de representación y de participación en la cumbre entre la Unión Europea (UE) y los países de América Latina y el Caribe del próximo 18 de mayo en Madrid que en años anteriores.

"La UE espera ver el mismo alto grado de representación y amplio alcance de participación que han sido registrados en todas las cumbres UE-ALC precedentes", indicó a Efe Maja Kocijancic, la portavoz de la jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton.

La portavoz respondió así al ser preguntada por la amenaza expresada el martes por varios países latinoamericanos en la cumbre de Unasur de no asistir a la cita de Madrid, por no estar conformes con la invitación transmitida por la presidencia española de la UE al nuevo dirigente de Honduras, Porfirio Lobo, al que no reconocen.

"Las cumbres ofrecen una ocasión única para mantener un amplio intercambio de puntos de vista y, así, la UE está convencida de su utilidad", concluyó Kocijancic.

Un asesor del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró hoy que si Lobo está presente en la cumbre "al menos diez presidentes latinoamericanos" no irán, entre ellos Brasil.

El presidente de Ecuador y pro tempore de Unasur, Rafael Correa, señaló que, "de asistir el Gobierno de Honduras, nosotros no podríamos asistir a esta cumbre ya que no lo consideramos un gobierno legítimo".

Fuentes europeas interrogadas sobre esta polémica señalaron este miércoles a la agencia Efe que "la Unión Europea reconoce a los Estados, no a los gobiernos".

Así, indicaron que, "durante los eventos que llevaron al derrocamiento" del presidente hondureño Manuel Zelaya en junio del año pasado, "la UE, entre otras acciones, suspendió los contactos a nivel político con el gobierno de facto".

"Tras las elecciones y la toma de posesión del presidente Lobo, los contactos han vuelto a la normalidad, incluyendo los contactos a nivel político", apuntaron.

Fuentes del Gobierno español dijeron hoy que el Ejecutivo está trabajando para que el ex presidente Zelaya regrese a su país, y facilitar así la participación de los líderes latinoamericanos que amenazan con no asistir a la cumbre.

En la región, sólo Colombia y Perú, que forman parte de los doce países de Unasur, han reconocido el triunfo de Lobo en las elecciones organizadas en noviembre por el gobierno de facto de Roberto Micheletti tras el golpe de Estado.

EFE