Después de diez semanas con uno de los confinamiento más estrictos del mundo, madrileños y barceloneses pueden ahora reencontrarse en grupos de diez personas, en sus casas o en las terrazas de bares y restaurantes.

| Fuente: AFP

Los habitantes Madrid y Barcelona, las más afectadas por una pandemia que se cobró casi 29 000 vidas en el país, son los últimos en emprender el desconfinamiento por fases previsto por el gobierno que debería alargarse hasta finales de junio.

| Fuente: AFP

Contemplar el amanecer desde el parque del Retiro en Madrid o beber una cerveza frente a la playa en Barcelona son algunos de los placeres reencontrados en las dos grandes ciudades españolas, las más impactadas por la pandemia, que empezaron el lunes su desconfinamiento.

| Fuente: AFP

La reapertura de los parques "es una felicidad entre comillas, cuando todavía hay gente debatiéndose entre la vida y la muerte en el hospital", dice María Martín, una jardinera de 56 años.

| Fuente: AFP

En la capital, "muchos locales no abren sus terrazas porque si no trabajan al 100%, no les compensa", explica Daniel Ocaña, camarero de un bar.

| Fuente: AFP

"Después de tantos meses encerrados, estas pequeñas cosas se valoran más", decía Nasser Mohammad, médico de profesión. 

| Fuente: AFP

En otras regiones españolas, menos afectadas y en la segunda fase de desconfinamiento desde este lunes, las piscinas y playas reabrieron a todos los bañistas que podrán refrescarse en unas temperaturas casi estivales.

| Fuente: AFP

Es el caso de los archipiélagos de Baleares o Canarias o parte de Andalucía, donde el gobierno recomendó limitar la afluencia a la playa y dejar cuatro metros entre sombrillas.

| Fuente: AFP

"Tenemos que montar, limpiar, desinfectar y luego quiero hablar con los chicos para concienciarlos de las medidas de higiene, distancia... Y luego ya a facturar, que ya va siendo hora", dice otro joven. 

| Fuente: AFP

El gobierno español indicó  también este lunes  que la cuarentena impuesta a los visitantes extranjeros será eliminada a partir del 1 de julio.

| Fuente: AFP

El gobierno de España revisó este lunes a la baja la cifra de decesos por el nuevo coronavirus en el país, uno de los más golpeados por la pandemia, situándola en 26 834 fallecidos, casi 2 000 menos que la víspera.

| Fuente: AFP

En la piscina Ocean de Sevilla, su gerente Narciso Márquez tuvo que "reducir un 30% el aforo y mantener un distanciamiento de dos metros entre mesas", además de desinfectar escrupulosamente duchas y aseos.

| Fuente: AFP