Rusia niega haber creado una campaña de desinformación sobre coronavirus. | Fuente: AFP

La portavoz del Ministerio ruso de Relaciones Exteriores calificó de "deliberadamente falsa" la acusación vertida por Estados Unidos, que aseguró que Rusia orquestó una campaña de desinformación sobre el coronavirus en las redes sociales.

"Es una historia deliberadamente falsa", declaró la portavoz, Maria Zajarova, citada por la agencia pública TASS. Se trata de la primera reacción oficial de Rusia a las acusaciones lanzadas por responsables estadounidenses, según las cuales miles de cuentas vinculadas con Rusia en Twitter, Facebook e Instagram propagarían información antiestadounidense sobre el nuevo coronavirus.

"La intención de Rusia es sembrar la discordia y socavar las instituciones y alianzas de Estados Unidos desde adentro, incluso a través de campañas encubiertas y coercitivas de influencia maligna", declaró el subsecretario de Estado interino de la Oficina de Asuntos Europeos y Euroasiáticos, Philip Reeker.

"Al difundir la desinformación sobre el coronavirus, los agentes malignos rusos vuelven a elegir amenazar la seguridad pública al distraerse de la respuesta sanitaria mundial", agregó.

La acusación de Estados Unidos

Según funcionarios estadounidenses, miles de cuentas ligadas a Rusia en las redes sociales han propagado de manera coordinada desinformación contra Estados Unidos sobre el nuevo coronavirus surgido en China.

Dichas cuentas promueven teorías de la conspiración, según las cuales Estados Unidos está detrás del virus en un intento de dañar la reputación estadounidense atizando preocupaciones sanitarias.

Para Philip Reeker, se está propagando la teoría de que el virus fue creado por Estados Unidos para "librar una guerra económica contra China", que es un arma biológica inventada por la CIA, y que es parte de una estrategia occidental de "mensajes anti-China".

Los mensajes acusan también falsamente al cofundador de Microsoft, Bill Gates, cuya fundación ha invertido miles de millones de dólares en programas internacionales de salud.

La supuesta campaña inició pronto

Los funcionarios estadounidenses dicen que las cuentas, manejadas por personas y no robots, publican mensajes simultaneamente en inglés, francés, español, italiano y alemán.

La campaña de desinformación fue descubierta por los funcionarios de Estados Unidos a mediados de enero, cuando China contabilizada tres muertos del nuevo coronavirus en Wuhan, epicentro de la epidemia.

Desde entonces, más de 2.340 personas han muerto, principalmente en China. El número total de casos de contagio supera los 76,000 y el virus se ha expandido a 26 países.

(Con información de AFP)