Bebé colombiana nació con el feto de su hermana gemela dentro de su cuerpo a causa de un problema congénito que se conoce como fetus in feto. | Fuente: AFP/Foto referencial

Itzamara es el nombre de una bebé colombiana que nació con el feto de su hermana gemela dentro de su cuerpo a causa de un problema congénito que se conoce como fetus in feto. Mónica Vega, madre de la bebé, tenía siete meses de embarazo cuando su médico notó algo extraño en la ecografía.

Según la información recogida por la BBC, el médico observó en las imágenes dos cordones umbilicales; sin embargo, no se trataban de mellizos ni gemelos. Mónica solo estaba embarazada de Itzamara pero era su hija quien tenía un feto creciendo en su abdomen.

Los médicos que atendieron el caso, que se registró en Barranquilla (Colombia), se sorprendieron al darse cuenta que estaban ante un mal congénito que ocurre en uno de cada 500,000 nacimientos.

Fetus in feto

En una entrevista a Caracol Radio, recogida por la BBC, el cirujano Miguel Parra, que descubrió el organismo dentro de Itzamara, explicó que el fenómeno fetus in feto puede ocurrir en embarazos gemelares durante la división del cigoto, que en estos casos se forma de un solo óvulo y espermatozoide.

Precisó que para la formación de gemelos idénticos el cigoto debe dividirse en la primera semana de embarazo, si se divide a las dos semanas se forman hermanos siameses (otro fenómeno que se registra en uno de cada 200,00 embarazos).

En el caso de Mónica Vega, madre de Itzamara, la célula se dividió después del día 17, generando que una de las gemelas se desarrolle dentro de su hermana y no en el útero de la madre. "Las células que iban a conformar a los dos gemelos no se dividieron en el momento adecuado, por lo que uno pudo desarrollarse mientras que el otro quedó dentro de su hermanito", indicó el doctor Parra.

El fenómeno fetus in feto puede ocurrir en embarazos gemelares durante la división del cigoto, que en estos casos se forma de un solo óvulo y espermatozoide. | Fuente: Foto referencial

Un gemelo “parásito”

"Es uno de los casos más extraños que vemos en medicina materno fetal", agregó el médico que detalló las características de este organismo, conocido también como gemelo “parásito”, alojado en el abdomen del bebé.

Según explicó este organismo o gemelo “parásito” es acárdico, esto significa que no tiene corazón ni cerebro; sin embargo, absorbe nutrientes y oxígeno para sobrevivir y lo hace a través de su hermana, que se alimenta a su vez del cordón umbilical y placenta de su madre.

"Si no se hubiera diagnosticado a tiempo la niña habría podido crecer durante años con este feto parásito creciendo dentro de su abdomen", aseguró el doctor, quien destacó que el caso de Itzamara es el primero detectado de manera prenatal.

Bebé fue operada con éxito

El cirujano Miguel Parra indicó que de no haber detectado este problema congénito a tiempo, el organismo alojado en el abdomen del bebé le hubiera causado problemas en su desarrollo. "Es como tener un parásito grande. Pero una cosa es tener una lombriz y otra tener una estructura que succiona tu comida y no te da ningún beneficio. Este parásito la iba a debilitar y desnutrir. También podría haberle hecho daño en alguno de sus órganos", señaló.

Antes de la semana 40 de embarazo, Mónica fue sometida a una cesárea para evitar que Itzamara presentara complicaciones en su desarrollo, debido a que su gemelo “parásito” estaba absorbiendo su nutrientes debilitándola cada vez más.

A pocas horas de su nacimiento, la bebé fue sometida a una cesárea para retirarle el feto alojado en su abdomen. La operación se realizó con éxito y ahora la pequeña bebé se desarrolla adecuadamente.


¿Qué opinas?