Gana el ´Sí´ a nueva Constitución de Bolivia con el 60 por ciento de votos

El ´No´ cosechó en torno a un cuarenta por ciento de los sufragios, según los sondeos realizados por medios de comunicación bolivianos.

Los bolivianos aprobaron en referendo la nueva Constitución impulsada por el presidente Evo Morales, con un apoyo que ronda el 60 por ciento de votos, según los sondeos a pie de urna.

 

Las encuestas de las televisiones PAT, Unitel y Red Uno reflejaron que entre un 60 y un 61 por ciento de los bolivianos han respaldado la nueva Carta Magna, mientras que el "No" cosechó en torno a un cuarenta por ciento de los sufragios.

 

Según la red de televisión ATB, su método de "conteo rápido" arroja un empate técnico con un 60 por ciento de sufragios consultados: el "Sí" fue apoyado por 50,6 y el "No" con un 49,4 por ciento.

 

Por regiones, la mayoría de las encuestas constata el triunfo del "Sí" en La Paz, Cochabamba, Potosí y Oruro, y el "No" en Beni, Pando, Tarija y en Santa Cruz, mientras que se registró un empate en Chuquisaca.

 

Los datos regionales de los sondeos confirman el rechazo a la nueva Constitución en las regiones gobernadas por opositores autonomistas y el triunfo del "Sí" en los departamentos "leales" a Morales.

 

Los bolivianos votaron hoy sobre un documento de 411 artículos que propugna un país plurinacional, orientado a la integración indígena, autonómico y de economía "estatista", aunque la oposición critica que otorga privilegios a grupos étnicos en detrimento de los mestizos y que no recoge una descentralización verdadera.

 

En el sufragio para dirimir si un latifundio ocioso puede considerarse expropiable por el Estado se impuso, según las cadenas de televisión, el triunfo para la superficie de 5.000 hectáreas sobre la propuesta de las 10.000.

 

La votación, a la que fueron convocados 3,8 millones de bolivianos en 2.816 colegios electorales, duró poco más de ocho horas y se desarrolló sin mayores incidentes, según coincidieron en señalar las autoridades electorales y las del Gobierno.

 

EFE