Foto: EFE
La Ruta Inka 2010, una expedición de jóvenes estudiantes inspirada en la "Ruta Quetzal", partirá de Bolivia para ir "Al encuentro de los mayas", el lema de la edición, en una travesía que acabará en Guatemala tras recorrer diez países americanos.

La Asociación Ruta Inka (ARI) presentó hoy en La Paz las bases de la expedición, en la que participarán casi 400 estudiantes, periodistas y monitores para recorrer los santuarios arqueológicos y reservas indígenas de Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala.

El viaje partirá el 21 de junio de 2010 en el enclave arqueológico de Tiahuanaco en Bolivia y se desarrollará hasta el 30 de agosto en el Parque Nacional de Tikal en Guatemala.

Debido a las dimensiones de la travesía, la expedición se dividirá en dos tramos donde los participantes, unos 200 en cada caso, emplearán el sistema "de postas" para emular a los "chasquis" o correos incas.

Así el Tramo Inka irá desde Tiahuanaco hasta Capurganá, en Colombia cerca de la frontera con Panamá, mientras que el Tramo Maya se desarrollará desde el canal panameño hasta Guatemala.

La expedición está dirigida a jóvenes estudiantes de entre 18 y 23 años que serán seleccionados teniendo en cuenta sus expedientes académicos, así como sus dotes de liderazgo, tolerancia y capacidad para asumir retos, responsabilidades y actividades físicas y deportivas intensas.

Los interesados deben además presentar un ensayo monográfico sobre temas como la hoja de coca desde el punto de vista de sus usos ancestrales y medicinales, el "Qhapaq Ñam" o la red viaria que comunicaba el antiguo Tahuantinsuyo (territorio de la civilización inca) o sobre cualquiera de las culturas precolombinas de América.

Los interesados, tanto estudiantes como monitores, deben presentar sus datos, currículum y propuestas antes del 30 de abril de 2010.

El director de la Asociación Ruta Inka, Rubén La Torre, anunció hoy que se invitará al presidente de Bolivia, Evo Morales, para que inaugure la expedición en Tiahuanaco.

En el acto de presentación de las bases de la Ruta, la viceministra boliviana de Interculturalidad, María Estela García, destacó la importancia de la iniciativa para reivindicar las culturas prehispánicas y para que las nuevas generaciones descubran la identidad de los pueblos de América.

García y el director de Patrimonio Arqueológico del Ministerio de Culturas boliviano, Nogardo Jiménez, recordaron que la Ruta Inka permitirá a los jóvenes expedicionarios recorrer la red de caminos prehispánicos que hace miles de años ya conectaba las culturas suramericanas con las del centro del continente.

La de 2010 será la séptima edición de la Ruta Inka, un proyecto cultural nacido en el año 2000 en el marco del Decenio Internacional de los Pueblos Indígenas.

La Asociación Ruta Inka, promotora de la iniciativa, es una entidad sin fines de lucro que cuenta con el respaldo de instituciones municipales y universitarias de Ecuador, Perú y Bolivia, entre otros países.

-EFE-