Pakistán niega haber detectado casos de viruela del mono en su territorio
Pakistán niega haber detectado casos de viruela del mono en su territorio | Fuente: EFE

Las autoridades de Pakistán negaron este martes haber detectado casos de viruela del mono en su territorio, contradiciendo los datos reportados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta mañana cuando notificó dos infecciones en este país del sur de Asia.

"Hasta ahora no se ha diagnosticado ningún caso de viruela del mono en Pakistán”, dijo a Efe el jefe del departamento de epidemiología del Instituto Nacional de Salud de Pakistán, Mumtaz Ali.

En una sesión técnica, la OMS elevó esta mañana a 131 los casos de viruela del mono confirmados y a 106 los sospechosos en países no endémicos en las últimas semanas, atribuyendo a Pakistán dos contagios.

Unas cifras que rechazó Ali, afirmando que la OMS "no puede informar de un caso a menos que se lo reportemos porque somos la fuente para ellos aquí”.

A pesar de no haber detectado ningún caso de la enfermedad en Pakistán, el experto sostuvo que la situación está siendo vigilada de cerca por las autoridades sanitarias.

El primer caso de viruela del mono en países no endémicos se notificó el 7 de mayo en el Reino Unido, y desde entonces la enfermedad se ha propagado por 17 países, en su mayoría europeos.

Según los últimos datos de la OMS, España (40), Portugal (37) y Reino Unido (20) son los países con un mayor número de contagios confirmados, mientras que de nuevo España (51), seguido de Canadá (17) e Italia (15), encabezan la lista de países con más casos sospechosos.

La viruela del mono es endémica desde hace al menos 40 años en países de África occidental y central, y aunque con anterioridad se habían registrado casos en otras regiones, vinculados hasta entonces siempre a personas que habían viajado al continente africano, esta es la primera vez que se observa un brote tan extendido.

La enfermedad se transmite por el contacto con animales o materiales infectados, pero también por un contacto estrecho con personas contagiadas, a través de fluidos, saliva o heridas abiertas, y sus síntomas pueden incluir fiebre, inflamación de los nódulos linfáticos, dolores de cabeza, cansancio muscular y erupciones cutáneas en cara, manos, pies, ojos o genitales.

La vacuna contra la viruela convencional, una enfermedad de mayor gravedad, probó ser eficaz en un 85 % contra la viruela del mono, pero la mayoría de las generaciones más jóvenes no han recibido la dosis de una enfermedad que se consideró erradicada a nivel global hace ya cuatro décadas.

De hecho, la OMS reconoció hoy que las reservas de esta vacuna son actualmente limitadas.

El primer caso de viruela del mono en el mundo se detectó en 1970 en un niño de la República Democrática del Congo.

EFE