Foto: EFE
El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, aseguró hoy que el gobierno golpista de su país pretender sustituir esta semana al presidente de facto, Roberto Micheletti, para poner a otro "testaferro" que dé legitimidad a las elecciones del 29 de noviembre.

"Quiero denunciar que quieren presentar la renuncia de Micheletti y poner otro testaferro ahí, para querer engañar a la población mundial diciendo que sale el señor Micheletti, que ponen otro testaferro para que haga las elecciones", dijo en declaraciones a Radio Globo.

"Eso lo quieren hacer esta semana, me lo han informado", añadió desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde permanece con un grupo de colaboradores desde su regreso al país, el 21 de septiembre.

Zelaya suscribió la semana pasada un pacto con el Gobierno de Micheletti para salir de la crisis originada por el golpe de Estado del 28 de junio, pero lo declaró fracasado la madrugada del viernes después de que su rival anunciase la formación unilateral de un Ejecutivo de unidad.

Dicho Gabinete estaba recogido en el Acuerdo Tegucigalpa-San José, que establecía el pasado jueves como fecha límite para su instalación.

No obstante, tanto Zelaya, cuya restitución, según el convenio, debe decidir el Congreso, que todavía no ha convocado a un pleno para ello, como Micheletti pretendieron encabezarlo, por lo que el pacto fracasó.

El mandatario derrocado señaló que desconocía las elecciones generales, mientras que la mayor parte de la comunidad internacional ha amenazado también con no avalarlas si Zelaya no era restituido en el poder.

EFE