Kim
Kim Yong-chol es director del poderoso Departamento del Frente Unido | Fuente: AFP | Fotógrafo: PATRICK SEMANSKY

Uno de los generales de mayor rango de Corea del Norte va camino de Estados Unidos para una visita inusual. Ambas delegaciones buscan concretar la agenda del encuentro.

Kim Yong-chol, estrecho colaborador del líder norcoreano Kim Jong-un, aterrizó este martes en Pekín, desde donde tiene previsto volar el miércoles a Nueva York, informó la agencia surcoreana Yonhap. Su viaje supone la visita de mayor rango de un político de Corea del Norte a EEUU en casi dos décadas.

El vicepresidente del Comité Central del partido único norcoreano viajará a Nueva York para ultimar la preparación de la cumbre prevista para el 12 de junio en Singapur y se reunirá con el secretario de Estado, Mike Pompeo, quien visitó recientemente Corea del Norte en dos ocasiones para preparar la histórica cita.

Perfil del general

Dado que el propio Pompeo se reunió con el líder norcoreano cuando estuvo en Pyongyang, cabe la posibilidad de que el presidente de EEUU, Donald Trump, corresponda y reciba al representante de Pyongyang.

Kim Yong-chol también es director del poderoso Departamento del Frente Unido y tiene importantes competencias en inteligencia y Exteriores. El funcionario está sometido a sanciones internacionales, incluyendo las que el Departamento del Tesoro tiene activadas contra él desde la época de Barack Obama, cuando dirigía la Oficina de Reconocimiento General.

Ningún oficial norcoreano de tan alto rango ha visitado EEUU desde que lo hiciera en 2000 el militar Jo Myong-rok cuando viajó para reunirse con el entonces presidente, Bill Clinton.

Encuentro en suspenso

Las dos representaciones se enfrentan al que previsiblemente será su último encuentro, una reunión crucial para determinar si la cumbre entre Trump y Kim se celebra finalmente en la fecha y el lugar señalados.

Aunque Trump llegó a cancelar oficialmente la cumbre el pasado jueves debido a estas diferencias, se retractó después tras un cruce de mensajes conciliadores con Pyongyang. En la reactivación de las conversaciones entre las dos partes resultó clave el que el presidente surcoreano, Moon Jae-in. (EFE).