El número de animales sacrificado es menor a años anteriores gracias a las protestas de activistas. | Fuente: Wikipedia / Referencial

Más de seis mil búfalos fueron sacrificados este martes en el sur de Nepal con motivo de un ritual que se repite cada lustro en agradecimiento a una diosa hindú y que continuará con la muerte de miles de otros animales, aunque en menor número que otros años gracias a las protestas de activistas.

Más de un millón de devotos hindúes llegados de todo Nepal y la vecina India acudieron a presentar sus ofrendas a la diosa Gadhimai en el distrito de Bara, a unos 100 kilómetros al sur de Katmandú, explicó el sacerdote del templo en honor a la divinidad, Mangal Chaudhary.

"Este año, el día propicio para sacrificar a los animales era el martes, el resto de animales serán sacrificados el miércoles", dijo Chaudhary.

La organización del festival no ha revelado cuántos búfalos derramarán su sangre exactamente, aunque un miembro del comité aseguró que podría tratarse de más 6.000.

"Había unos 6.000 búfalos guardados en un campo de fútbol y otros 500 fuera", dijo el organizador, que pidió el anonimato.

A diferencia del último festival, celebrado en 2014, este año no están permitidas las fotografías ni hablar con los medios.

A los búfalos, cuya carne será ofrecida a los devotos en forma de ofrenda para su consumición, se sumarán miles de cabras y aves.

La carne de búfalo es consumida por las castas más bajas del hinduismo de forma habitual, aunque la de macho cabrío y pollo tiene más aceptación.

En 2009 se sacrificaron más de medio millón de búfalos, cabras, pollos y otros animales, dando a la festividad el título de mayor matanza ritual del mundo, pero en 2014 su número se vio reducido drásticamente y la tendencia ha continuado en esta edición. (EFE)


Sepa más:
¿Qué opinas?