Trump se niega a cambiar las nombres, pese a protestas que piden acabar con todos los honores hacia esclavistas.
Trump se niega a cambiar las nombres, pese a protestas que piden acabar con todos los honores hacia esclavistas. | Fuente: AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este miércoles que se opone categóricamente a la idea de renombrar las bases militares que hacen honor a generales que combatieron con el sur proesclavista durante la Guerra de Secesión, una hipótesis manejada por el Pentágono.

"Se ha sugerido que deberíamos renombrar tantas como diez de nuestras Legendarias Bases Militares", escribió Trump en Twitter, en medio de una oleada nacional de protestas en contra del racismo que ha reabierto el debate sobre el pasado esclavista de Estados Unidos.

El inquilino de la Casa Blanca dijo que esas bases forman parte de la "herencia estadounidense" y que su administración "ni siquiera considerará" modificar sus denominaciones. "Respeten a nuestras Fuerzas Armadas", concluyó.

El martes, el Pentágono dijo que tanto el Secretario de Defensa, Mark Esper, como el Secretario del Ejército, Ryan McCarthy, estaban dispuestos a estudiar la propuesta, cuando el país vive la tercera semana de protestas por la muerte del afroestadounidense George Floyd a manos de un policía blanco de Minneapolis.

Una decena de bases militares de Estados Unidos llevan los nombres de generales del sur, el bando que perdió la Guerra de Secesión (1861-1865) y que defendía preservar la esclavitud.

Las bases están ubicadas en el sur e incluyen Fort Bragg, en Carolina del Norte, la mayor del país; Ford Hood, en Texas; y Fort Benning, en Georgia, establecimientos donde se entrenan reclutas.

AFP