El miércoles 14 de febrero, Nikolas Cruz entró a su exescuela en Parkland, Florida, y mató a 17 personas con un fusil AR-15. El sábado 17 de febrero abrió sin inconvenientes la feria de armas de Miami, en el mismo estado donde ocurrió la matanza.

Entre los miles de asistentes está Mike Vallone, que compra un AR-15, el mismo usado por Nikolas Cruz. “La prensa hace parecer que (el AR-15) es malvado”, dijo Vallone a la Agencia AFP. "Esto no hace nada por sí mismo. Se necesita que un ser humano lo agarre, apunte a alguien y dispare".

El libre porte de armas está garantizado por la segunda enmienda de la Constitución estadounidense, que fue aprobada el 15 de diciembre de 1791. “Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, el derecho del Pueblo a poseer y portar armas no será infringido”, dice el texto.

Sin embargo, el comprador Vallone reconoce que no todos deberían portar armas. “No es para todo el mundo, estoy completamente de acuerdo. Todos necesitan un registro de historia criminal. Yo estoy pasando por uno ahora", dijo a la AFP.

El trasfondo

Nikolas Cruz, el autor de la masacre de San Valentín, había recibido tratamiento psiquiátrico en una clínica, pero dejó la terapia. A pesar de este antecedente, pudo comprar el arma que usó para el tiroteo con US$ 500 y una tarjeta de identidad.

Pocas semanas después de su asunción, Donald Trump revocó en febrero de 2017 un reglamento que pedía pre chequeos a personas con enfermedades mentales que querían adquirir armas.

Declaraciones extraídas de AFP

Sepa más: