EEUU
La familia de Floyd había pedido penas más duras y que se responsabilizara a todos los policías presentes en el momento de su muerte. | Fuente: AFP

El fiscal que investiga la muerte de George Floyd endureció este miércoles los cargos contra el policía que lo asfixió y procesó también a los otros tres agentes presentes durante este incidente que desató una ola de protestas en Estados Unidos.

Era una de las demandas de las multitudinarias manifestaciones contra el racismo y la brutalidad policial, que se mantienen con fuerza en varias ciudades para exigir cambios más profundos, en medio de los llamados del presidente Donald Trump para aplicar mano dura a cualquier foco de violencia.

Floyd, un hombre afroamericano de 46 años, murió asfixiado durante una detención policial, en la que el oficial Derek Chauvin le presionó con su rodilla el cuello durante nueve minutos.

Chauvin, que la semana pasada fue acusado de homicidio involuntario, será procesado además por homicidio sin premeditación, un cargo que se sumó a los existentes y que conlleva penas más severas.

Además, el fiscal imputará a los otros tres policías que estaban en el lugar -Tou Thao (34), J. Alexander Kueng (26) y Thomas Lane (37), ya detenidos- por ayudar e instigar homicidio.

La familia de Floyd, que había pedido penas más duras y que se responsabilizara a todos los policías presentes en el momento de su muerte, celebró la decisión.

"Este es un paso importante hacia la justicia", indicaron en un comunicado en el que instaron a los estadounidenses a seguir "levantando sus voces para el cambio de manera pacífica". (AFP)