El presidente Martín Vizcarra participó en la ceremonia de investidura de Andrés Manuel López Obrador como nuevo mandatario de México. El jefe de Estado llegó en la noche de este viernes y fue recibido por la futura Secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín.

En la ceremonia Vizcarra coincidió con importantes personalidades como Ivanka Trump (i), hija y asesora del presidente estadounidense Donald Trump; el rey Felipe VI de España (c); el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel (3d); la primera dama cubana, Liz Cuesta (2d), y el presidente de Bolivia, Evo Morales (d).

Diputados y senadores abrieron la sesión del Congreso de la Unión en la que Obrador fue investido como presidente de México, en un acto en el que el líder izquierdista dio un mensaje a la Nación. La toma de posesión de López Obrador coincide con la cumbre del G20 en Buenos Aires, por lo que el presidente Trump no estará presente en la ceremonia.

El izquierdista Andrés Manuel López Obrador prestó juramento como nuevo jefe de Estado de México y recibió la banda presidencial que le entregó el mandatario saliente, Enrique Peña Nieto, de manos del diputado Porfirio Muñoz Ledo.

La ceremonia se llevó a cabo a las 11.20 hora local (12.20 hora peruana), unos 20 minutos más tarde de lo establecido, en la sede de la Cámara de Diputados, teniendo como testigos a diputados y senadores en una sesión conjunta del Congreso, dominado por su partido, Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

"Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido de manera democrática, mirando en todo por el bien y la prosperidad de la Unión; y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande", dijo al recibir la banda presidencial.

López Obrador, quien será presidente de 2018 a 2024, recibió la banda presidencial de manos de Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados y uno de los padres de los movimientos de izquierda en México al separarse en 1988 del Revolucionario Institucional (PRI), el partido de Peña Nieto. (EFE)