Referencial
Todas nuestras actividades tienen como resultado un número de emisiones de gases de efecto invernadero. | Fuente: Getty Images

¿Sabes que todas nuestras actividades tienen un impacto en el medio ambiente? A nuestro paso vamos dejando un rastro de forma directa o indirecta en el planeta. La magnitud de dicho impacto depende del modo en el que nos transportamos, los productos que consumimos, la energía que utilizan los aparatos que usamos, etc.

Todas nuestras actividades tienen como resultado un número de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que sumadas forman nuestra huella de carbono y determinan nuestro papel en el cambio climático.

Puedes medir tu huella de carbono usando calculadoras como Libélula o Carbon footprint, que recogen data de tus hábitos y actividades. Conocer tu huella te ayudará a buscar la forma de disminuir las emisiones de GEI en tus actividades. Hay muchas formas de reducir tu huella de carbono: reciclando, usando transportes no contaminantes o comiendo alimentos balanceados, por ejemplo.

Otra forma de apostar por esa reducción es eligiendo productos de mayor eficiencia energética. Dado que el próximo año empezarán a usarse las etiquetas de eficiencia energética en nueve artefactos eléctricos (lavadoras, secadoras, calentadores de agua, refrigeradores, lámparas, balastos, motores, calderas industriales y aire acondicionado), tienes la oportunidad de reducir de forma consciente tu huella de carbono.

Sepa más: