Difusi

Era su último concierto de la gira de Madonna y la cantante se atrevió a lanzar un comentario que le valió varios abucheos en su presentación de dos horas en Rumania.

 La "reina del pop" manifestó que los gitanos eran discriminados en el Este de Europa y eso la "entristecía" porque nadie debe ser discriminado.

 "Nunca he estado en Rumanía antes y estoy feliz de estar aquí. Pero me he dado cuenta de que hay mucha discriminación contra los gitanos en Europa del Este y eso me hace sentir muy triste, especialmente porque creemos en la aceptación de gitanos, homosexuales, personas que son diferentes. Esto me entristece. Todos deben ser tratados de la misma manera, espero que no se olvide eso", indicó.

Pues sus buenas intenciones fueron en vano, pues los 60 mil asistentes contestaron con abucheos en vez de con aplausos. Y ella no supo cómo reaccionar.

Varios músicos y un bailarín gitano participaron en el show de la "reina del pop".

Sin embargo, a pesar del incidente, la cantante fue despedida entre los aplausos del público como se merece.