"Nunca me di por vencido, nunca dejé de ser policía": Así es el testimonio de un efectivo que le ganó al coronavirus

“Solo Dios es dueño de nuestra vida y a mí me dio un mensaje diciéndome: ¡A ti todavía no, aún tienes para luchar por los demás!”, contó el suboficial.

Actualidad
"He logrado superar esta batalla y aún sigo luchando", dijo el policía que venció al nuevo coronavirus
00:00
Joven policía venció el nuevo coronavirus y compartió emotivo mensaje a sus compañeros | Fuente: RPP Noticias

El suboficial de tercera de la Sub Unidad de Acciones Tácticas (SUAT) de Chiclayo, región Lambayeque, Tommy Gheysson Saavedra Diaz, venció el nuevo coronavirus y llegó hasta su compañía (Escuadrón de Emergencia) para compartir un emotivo mensaje de aliento para sus compañeros, que siguen en la primera línea de batalla luchando contra la enfermedad.

“Gracias a Dios. A la moral de muchos compañeros que me llamaban. He logrado superar esta batalla y aún sigo luchando. Es una constante recuperación. No me di por vencido. Yo decía cuando estaba en el hospital: “Tengo que salir del Hospital, Tengo que salir del Hospital. A seguir patrullando las calles. A ver a mi familia”, expresó.

El joven policía, preparado para operaciones de alta complejidad, contó que le tocó vivir un duro momento al ver a otros compañeros morir por la enfermedad en el Hospital Regional, donde estuvo internado.

“Los cadáveres llegaban a cada momento. Muchas personas perdieron la vida. Pero pese a ello, les daba aliento. “¡Señor coma!, ¡Señor tranquilo!”. Haciendo la función de policía, porque nunca dejé de ser policía. Había personas que no resistían”, comentó.

El agente policial, padre de tres hijos menores, pidió a sus colegas encomendarse a Dios en este trabajo, porque según él en plena oración durante las noches recibió un mensaje celestial.

“Antes de salir y al regresar récenle y ruéguenle a Dios. Porque aquí yo conocí lo que era la palabra de Dios. Aquí aprendí a hacer una oración que nunca hacía. Yo oraba todas las noches con un policía de Pacora y los dos nos salvamos, aunque él no pudo despedirse de su hijo que murió, por estar internado. Es bien triste esto. Solo Dios es dueño de nuestra vida y a mí me dio un mensaje diciéndome: “A ti todavía no, aún tienes para luchar por los demás”, añadió.

Al final pidió a los policías rescatistas, de emergencia y de todas las unidades operativas seguir firmes en este trabajo, porque la mejor recompensa ahora es salvar más y más vidas.