Escasez de los fertilizantes y su impacto en la economía familiar: ¿se viene una crisis alimentaria?

Al año, el Perú importa entre 300 mil y 400 mil toneladas de urea. Los primeros cuatro meses del año, se importa la tercera parte del total. Sin embargo, al cierre de abril no se alcanza el 50% de lo que deberíamos importar, advierte un especialista. Cada vez son más quienes alertan que se avecina una crisis alimentaria en el país.

fertilizantes
Los fertilizantes son claves para la campaña de siembra. | Fuente: Midagri

Alrededor de todo el mundo se viene discutiendo sobre cómo mitigar el golpe duro a la economía que ha provocado la guerra entre Rusia y Ucrania, especialmente para la población más vulnerable. El conflicto entre estas dos naciones ha generado el encarecimiento de los combustibles y la escasez de fertilizantes en el mundo. Perú no es ajeno a esta realidad. Expertos consultados para este informe señalan que hay una alta probabilidad de que haya una crisis alimentaria en el país.

No solo organismos multilaterales han alertado de la crisis alimentaria, el fabricante noruego de fertilizantes Yara International también habla del impacto "dramático" de la guerra en Ucrania.

"El impacto de la guerra sobre la seguridad alimentaria mundial será dramático", declaró el director general de Yara, Svein Tore Holsether.

Para entender el problema en el campo en su total dimensión, el presidente de la Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro), Clímaco Cárdenas, recuerda que los alimentos que consumimos en las grandes ciudades preceden a un periodo de producción donde el fertilizante, especialmente la urea, es fundamental.

“Los alimentos no se producen en los supermercados ni en los mercados. El periodo vegetativo de la planta que consumimos tiene tiempos diferentes, entre tres o cuatro meses para producirse. La semilla que se siembra en tierra tiene que alimentarse. El alimento de los productos, como la papa, hortalizas, legumbres, arroz, es el fertilizante. Al no recibir ese fertilizante en la cantidad necesaria, la productividad de la cosecha es menor. Podríamos tener un rendimiento por debajo del 30% o 40%. El día de la cosecha, tu arroz, tu producción será la misma. Entonces, tienes mayor costo de producción y menor oferta y se genera la crisis económica en la agricultura. Luego, vas al siguiente eslabón: no vas a salir al mercado nacional con la cantidad necesaria de alimentos. Menor oferta, mayor precio. Ese mayor precio va a perjudicar a la población más vulnerable. Esa es la realidad objetiva”, dijo Cárdenas para este informe.

Midagri
La producción de alimentos en el país corre el riesgo de verse afectado por la escasez de fertilizantes. | Fuente: Midagri

La urea, el fertilizante más usado

Entre la gama de fertilizantes, hay uno que es el más demandado: la urea. El economista del Centro Peruano de Estudios Sociales (CEPES) Miguel Pintado explicó que la urea permite un proceso de absorción química más fuerte. “La urea está pensada para que se absorba rápidamente por la planta. Usted pone urea en el cultivo y automáticamente ya está entrando ese fertilizante y se ve el rendimiento. En los demás abonos orgánicos, el proceso de absorción es muy lento”, dijo.

Adicionalmente, Pintado indicó que la urea al convertirse en el fertilizante más difundido en la agricultura mundial mantenía un precio bajo, a comparación de otros abonos. Sin embargo, eso fue hasta que aconteció la guerra. “El problema viene por el volumen. Los gobiernos que producen ya están restringiendo sus exportaciones para que sus propias economías agrarias estén abastecidas”, indicó.

Eduardo Zegarra, exjefe de gabinete de asesores del Ministerio de Desarrollo Agrario e investigador de Grade, detalló el incremento que se ha dado en los últimos meses. “A principios de agosto del año pasado, encontramos la subida del precio de fertilizantes. La urea había duplicado su precio, respecto a la campaña anterior. De 70 soles había subido a 140 soles. [...] En noviembre, el precio del fertilizante siguió subiendo y llegó a triplicarse a nivel del mercado internacional. En el Perú, la bolsa de urea empezó a llegar a 220 soles por saco”, dijo.

Al año, el Perú importa entre 300 mil y 400 mil toneladas de urea, el 70% proviene de Rusia, mientras que el 30% restante viene de China y otros países.

“La situación es compleja, hemos cerrado el mes de abril. Normalmente en los cuatro primeros meses se importa la tercera parte de urea de todo el año. Este año se debería importar unas 300 mil toneladas, al cierre de abril deberíamos estar en 100 mil toneladas, que es lo usual. Por información de Sunat, vemos que ni siquiera llegamos al 50% de lo que deberíamos importar. Hay problemas en los envíos”, detalló Pintado.

A inicios de marzo, la agencia estatal de noticias rusa TASS reportó que el Ministerio de Industria de Rusia había recomendado suspender temporalmente las exportaciones de fertilizantes.

“Perú es un país que solamente importa este fertilizante, la economía agraria va a entrar en crisis”, advirtió Pintado.

Midagri
El aumento de los precios de los fertilizantes, junto con los significativos recortes en los suministros mundiales, tiene importantes implicaciones para la producción de alimentos. | Fuente: Midagri | Fotógrafo:

¿Hay alternativas de solución?

El Gobierno ha planteado como salida el incremento de la producción del guano de las islas, un abono orgánico, así como a mediano plazo la construcción de una planta de fertilizantes.

El economista de CEPES consideró que es adecuado pensar en una planta industrial de fertilizantes para garantizar la seguridad alimentaria. “Perú depende mucho de las importaciones, depende de los insumos importados tanto para el sector agrícola y pecuario”, dijo.

Adicionalmente, consideró que se podría hasta donde llegue su alcance poder subsidiar los fertilizantes. “Si sigue el recorte de la oferta de fertilizantes, entonces poco es lo que puede hacer el gobierno”, dijo.

También evaluó que pueda tomar acciones a nivel intergubernamental. “Hablar con estos productores mundiales para que puedan tener algún tipo de vínculo comercial que asegure parte de la seguridad alimentaria del país. El problema es que cuando no hay mucha comercialización, los alcances del gobierno son más limitados”, consideró.

Entre las medidas consideradas por el gobierno, se optó por comprar fertilizantes a Bolivia o Venezuela.

“Esas propuestas son más políticas que técnicas. En caso de Bolivia, Bolivia no es un gran productor de urea. Ellos también importan. Tienen un nivel de producción bastante limitado”, dijo Pintado.

Por su parte, Zegarra dijo que Venezuela tiene una capacidad de extracción de 100 mil toneladas de fertilizantes en un mes. “Bolivia ya ha vendido mucho de su capacidad exportadora a Brasil y Argentina, que son sus principales socios agrarios. Dicho sea de paso, Argentina y Brasil han comprado toda la urea disponible a futuro. El Perú está muy atrasado. Muchos países ya están cubriéndose, comprando toda la urea disponible, mientras que Perú sigue enfrascado en discusiones internas sin acción”, consideró.

En el caso de los tratos con la empresa Petroquímica de Venezuela (Pequiven), Zegarra dijo que podría tener una capacidad de entregar 100 mil toneladas en un mes. “Esa iniciativa no entendemos por qué no ha seguido siendo desarrollada. Eso quedó en el aire”, indicó.

Al igual que Pintado, Zegarra considera que con el tema de los fertilizantes se necesita una capacidad de despliegue diplomático agresivo. “Incluso parecido a lo que tuvimos que hacer con la vacuna. Estamos poniendo en riesgo la alimentación de todos los peruanos. El gobierno está desorientado, sin capacidad de acción y no está movilizando recursos”, señaló.

Esa falta de capacidad de acción no es sólo percibida por los expertos, sino también por los agricultores. Clímaco Cárdenas consideró que hay una falta de responsabilidad por parte del Estado que hasta ahora no resuelve la crisis de los fertilizantes.

“El agricultor necesita acceder al fertilizante para asegurar su campaña de siembra. No hay producto en este momento para el agricultor. Nos hemos enterado de la oferta de Venezuela y también de la existencia de fertilizantes en EEUU pero no hay respuesta ejecutiva. No hay ninguna compra, no hay presupuesto”, manifestó.

Cárdenas plantea la creación de un organismo estatal, similar a la Autoridad de Reconstrucción con Cambios, que sea una autoridad que garantice la seguridad alimentaria y producción agropecuaria. “Que sea comandada por gente técnica, que no reciba injerencia política partidaria y que pueda resolver con presupuesto real la compra de fertilizantes, vía gobierno a gobierno, la compra de alimentos desde la identificación de las campañas de cosecha”, indicó.

PODCAST RPP | Alcalde de Lima, Jorge Muñoz, dejará el cargo tras vacancia aprobada por el JNE

El abogado especialista en derecho electoral, José Villalobos, dijo que el Jurado Nacional de Elecciones tomó la decisión en última instancia y el teniente alcalde, Miguel Romero Sotelo, deberá reemplazar a Muñoz. Martin D"Azevedo, exregidor y abogado del ciudadano que presentó el pedido de vacancia, dijo que Muñoz estaba prohibido de asumir un cargo en una empresa del gobierno central siendo alcalde.