Foto: Referencial

Los fósiles del gigantesco cachalote Livyatan melvillei, que data de hace 12 millones de años y cuyos restos fueron descubiertos en el desierto de Ocucaje, al sur de Lima, serán exhibidos por primera vez al público en noviembre, informó el Museo de Historia Natural.

Este animal prehistórico es considerado por la ciencia mundial como uno de los depredadores marinos más grandes que se conozca, pues medía 16 metros de longitud, con 70 dientes de 36 centímetros cada uno y era el terror de las ballenas que llegaban a la bahía de Paracas a aparearse, pues se alimentaba de ellas, explicó el paleontólogo Rodolfo Salas Gismondi.

Los restos del Livyatan melvillei fueron descubiertos en el 2008 en el desierto de Ocucaje, en lo que fue considerado un acontecimiento histórico y cuya investigación científica fue difundida en la revista Nature. Ha sido ubicado en el puesto 44 de los descubrimientos más importantes del 2010.

Un grupo de paleontólogos y geólogos peruanos y extranjeros encontraron los restos fosilizados al realizar trabajos de prospección en Ocucaje, ubicada en la región Ica, una zona considerada por la comunidad científica como una de las más ricas del mundo en fósiles de vertebrados marinos, refirió Salas.

"Ocucaje es uno de los lugares más importantes para el estudio de la evolución y el conocimiento de la historia de los mamíferos marinos" detalló en declaraciones a la agencia Andina.

La exhibición Livyatan melvillei: la ballena asesina del Perú, que prepara el Departamento de Paleontología de Vertebrados del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, a cargo de Salas Gismondi, se inaugurará el 4 de noviembre próximo.

El público, dijo, podrá apreciar los fósiles originales de la mandíbula y cráneo (de tres metros) del megadepredador, así como reproducciones a escala del Carcharocles megalodon, un tiburón gigante que también habitó las costas de Perú, y de un reptil marino de la era de los dinosaurios que también era de gran tamaño, pero de menor dimensión que el Livyatan melvillei.

Los estudios realizados tras el hallazgo han permitido establecer que la conocida ballena asesina del Perú tenía los hábitos depredadores de una orca y es considerada un depredador de primer orden que no se compara a ningún otro en la actualidad.

"Es asombroso, lo podrán apreciar cuando vean la mandíbula y el cráneo a escala natural que hemos reproducido para la exposición" adelantó.

Hasta su descubrimiento se desconocía de su existencia, ya que solamente se había encontrado de manera aislada algunos grandes dientes pero sin conocer su identidad.

"Hace 12 millones de años este lugar era parecido a lo que es ahora Baja California, una zona donde las ballenas se acercan para aparearse, por lo que se entiende la presencia del leviatán que se alimentaba de ellas", anotó.

El hallazgo ha permitido a los descubridores bautizarlo como Livyatan, nombre de un monstruo mitológico marino y melvillei por Herman Melvil, el autor de Moby Dick la ballena asesina".

La exhibición contará con el apoyo del Museo de Rotterdam, Holanda, con el objetivo de hacer conocer la riqueza paleontológica en el Perú. Andina