Walter Aduviri (izquierda) gobernador de Puno y Zenón Cuevas (derecha), gobernador de Moquegua. | Fuente: Andina

El gobernador de Puno, Walter Aduviri, y el de Moquegua, Zenón Cuevas, alimentan la tensión por una zona limítrofe entre sus regiones, luego de que el último miércoles se reavivará un antiguo conflicto por la disputa de un territorio.

Este jueves, en contacto con el programa Conexión de RPP Noticias, la autoridad moqueguana dijo que Aduviri busca "crear zozobra y alterar la paz social" con "prácticas políticas de supuesta reivindicación de hitos ancestrales". Aduviri por su parte denunció un intento de asesinato en su contra de parte de funcionarios de la región Moquegua.

El miércoles, el gobernador regional Walter Aduviri Calizaya llegó hasta la zona del proyecto de la represa Pasto Grande, que administra Moquegua, donde izó la bandera de su región y realizó actividades con una comitiva de más de 200 personas. Enterado de los incidentes, el gobernador de Moquegua envió a dos funcionarios para decirle a la comitiva puneña que estaban ocupando territorio moqueguano, pero estos fueron obligados a retirarse con empujones e insultos.

Cuevas afirmó a Conexión que "histórica y legalmente" Pasto Grande está bajo la jurisdicción de Moquegua, desde la época en la que, junto a Tacna y Puno, conformaba la región José Carlos Mariátegui (1988-1992). "Con la venia de los hermanos de Puno, la demarcación se estableció desde esos lugares de Pasto Grande", afirmó.

También aseguró que ha planteado de "buenas maneras" una agenda de diálogo a su par puneño, "pero él no quiso aceptar".

Aduviri negó que la acción del miércoles tenga un intención intimidatoria contra el gobierno moqueguano y aseguró que visitó la zona por solicitud de dirigentes de distritos de su región, como Ácora, en la frontera con Moquegua.

Además, insistió que "funcionarios que vienen de esa región" intentaron asesinarlo.

"Dos personas se me acercaron, me pechearon (sic), hemos visto que más atrás su seguridad tenía armamento de regla [...] ese tipo de intentos de asesinatos no los podemos permitir", dijo a Conexión.

 

¿Qué opinas?