Envían a prisión a agresor
Fiscal Adela Cuba Muñiz, logró que se dicte prisión efectiva contra agresor. | Fuente: RPP | Fotógrafo: MP

No acudir a la terapia psicológica que le ordenó un juez, le costará perder su libertad a Fredy Henry Quispe Mamani. Ahora tendrá que pasar un año y dos meses en el Penal de Socabaya. Así lo decidió el juez de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, Paul Ruiz Paredes, tras comprobar que Quispe Mamani incumplió las medidas dictadas en una primera sentencia por el delito de Violencia Familiar.

La prisión efectiva contra Quispe Mamani, se dictó teniendo en cuenta el pedido de la fiscal
Adela Cuba Muñiz, quien demostró que el imputado no cumplió con las obligaciones que asumió en una primera sentencia.

Además de no acudir a las sesiones de terapia psicológica en un Centro de Salud Mental, tampoco pagó a tiempo la reparación civil a favor de la agraviada.

Ocurre que Quispe Mamani agredió físicamente a su conviviente en el 2018. En esa ocasión, fue sentenciado por el delito de Lesiones Leves y Violencia Familiar y se le impuso cumplir con ciertas condiciones para que no vaya a prisión. Entre ellas, recibir terapia psicológica.

Como Quispe Mamani no obedeció, esa sentencia fue revocada y la fiscal pidió prisión efectiva contra el agresor. El juez lo aceptó.

La sentencia del juez Paul Ruiz Paredes, sienta un precedente para los casos de violencia familiar. Los agresores que no cumplan las medidas dictadas, pueden cumplir prisión efectiva.