Silvana Carrión
Silvana Carrión fue designada en julio pasado procuradora pública ad hoc para ejercer la defensa jurídica de los derechos e intereses del Estado en las investigaciones y procesos vinculados a delitos de corrupción de funcionarios y lavado de activos. | Fuente: Andina

La procuradora ad hoc del caso Lava Jato, Silvana Carrión Ordinola, destacó la importancia de la colaboración eficaz de las empresas y la afectación al patrimonio de los investigados en la lucha contra la corrupción en el Perú.

“La figura de la colaboración eficaz o delación premiada para las empresas, como lo es también para las personas naturales, constituye un valioso instrumento en la lucha contra la corrupción y es importante para evitar la impunidad”, señaló durante su exposición virtual ante la reunión de expertos de los Estados partes de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (COSP-UNCAC), celebrada en Viena (Austria).

Silvana Carrión también puso énfasis en el papel “estratégico” que ha tenido la cooperación y asistencia judicial internacional, pues viene siendo utilizada “para acceder a declaraciones de personas de otros países vinculadas a los casos de corrupción en el Perú.”

De igual manera, resaltó el rol que viene cumpliendo la Procuraduría ad hoc, ya que viene asegurando “de manera preventiva el patrimonio de los investigados para un futuro resarcimiento del daño que será determinado en una sentencia”.

La participación de la procuradora Carrión atendió a una invitación del Ministerio de Relaciones Exteriores, para que pueda compartir “su experiencia en procesos de investigación de delitos de corrupción de funcionarios, lavado de activos, y otros conexos en casos que tienen relevancia internacional”.

Su exposición por videoconferencia fue parte del panel “Acabando con la impunidad mediante un efectivo combate a la corrupción”.