Calaminas yacen en el suelo como una muestra de la furia de la naturaleza | Fuente: Captura Youtube

La furia de la naturaleza cayó sobre el sector de Cruz Conga, comprensión de la provincia de Celendín (Cajamarca), donde fuertes vientos levantaron las calaminas de los techos, ocasionando la alarma entre los pobladores, quienes solo atinaron a buscar refugio.

Luego de los fuertes vientos se inició una granizada, pocas veces vista en esta región, acompañada de copiosa precipitación pluvial, por ello los afectados solicitaron la ayuda de Defensa Civil, puesto que necesitan por lo menos de calaminas para reparar sus techos.

Los moradores de la zona luego de soportar los fuertes vientos y la intensa lluvia, recorrieron el pueblo para hacer una evaluación de los daños, y presentar un informe a las autoridades de Defensa Civil de la provincia de Celendín.

Lea más noticias de la región Cajamarca

¿Qué opinas?