| Fuente: RPP/Rolando Gonzáles

Unos 350 puestos del Mercado Central de Trujillo se encuentran expuestos ante la llegada del Fenómeno El Niño debido a que las calaminas de los techos se encuentran deterioradas por el paso del tiempo, ya que datan de hace más de 50 años.

En un recorrido por las instalaciones de dicho mercado, se pudo constatar además que las conexiones de luz se encuentran expuestas y los techos con basura acumulada, lo que pone en riesgo a comerciantes y público que acude a realizar sus compras.

Doris Soledad Ríos de Pérez, comerciante en dicho mercado, mostró su preocupación por que Defensa Civil podría cerrar el mercado si los comerciantes o la Municipalidad Provincial de Trujillo no toman las medidas correctivas del caso.