Buscan revalorar ruta del Chuspo
Ruta del Chuspo en Monsefú | Fuente: RPP

El distrito chiclayano de Monsefú encierra muchos misterios detrás de su historia y una de ellas es la 'Ruta del Chuspo', uno de los grandes caciques de la antigua cultura Muchick, que estableció su reino en las áreas de la gran Callanca.

Aunque pasó desapercibido para muchos, el ritual y puesta en escena de la Ruta del Valle del Chuspo, fue presentada por un grupo de estudiantes, como actividad inicial de la Feria del Fexticum.

Los amantes de la historia monsefuana, no quisieron quedarse solo con esta exposición, y han iniciado una cruzada para revalorara esta ancestral actividad llena de misticismo, arte y tradición.

Uno de los monsefuanos más esforzados por este icono de la cultura es el maestro, Limberg Chero Ballena, un hombre que ha dedicado su vida y ha enseñado a sus generaciones a amar las tradiciones de la “Tierra de las Flores” desde que se inició la Feria allá por el año 1973.

Monsefú era entonces un pueblo hecho feria, que vivía amablemente con todo visitante que llegaba, ofreciéndole lo mejor de su gastronomía y artesanía.

“Solo conociendo bien nuestro pasado podemos tener los cimientos de nuestra historia para sobrevivir en el futuro” declaró en uno de sus tantos discursos el maestro Chero.

Un poco de historia. Según narra la historia los habitantes de Chuspo adoraron a los astros: a la luna que le llamaron SIH, al mar NI, y al dios supremo AIAPAEC. Por los restos encontrados, se presume que sus habitaciones eran fabricadas de paja, palos, caña, y en algunos casos de adobe hechos en moldes. Entre los animales, conocieron el pato doméstico autóctono (el joque de la lengua mochica) y que se conserva hasta nuestros días. Es muy probable que Chuspo(cacique) haya tenido entre sus principales aves el Huerequeque.