¿Cuánto influirá la nueva Mesa Directiva del Congreso en su relación con el Poder Ejecutivo?

El nuevo Congreso de la República eligió a su primera Mesa Directiva, una lista multipartidaria encabezada por María del Carmen Alva de Acción Popular. El partido de gobierno, Perú Libre, no logró postular. ¿Cuánto influirán estas decisiones en la relación del Ejecutivo con el Legislativo?

Mesa Directiva
La primera Mesa Directiva del Congreso del Bicentenario del Perú está conformada por los congresistas Lady Camones, María del Carmen Alva, Enrique Wong y Patricia Chirinos. | Fuente: Andina

La congresista María del Carmen Alva de Acción Popular es la presidenta del Congreso de la República para el periodo 2021-2022, en una mesa conformada por dos mujeres más: Lady Camones, de Alianza Para el Progreso; y Patricia Chirinos de Avanza País. Completa el equipo el parlamentario Enrique Wong, de Podemos Perú.

La de María del Carmen Alva es la tercera lista con mayoría de mujeres desde la que presidió Luz Salgado en el 2016. Antes de eso, el registro es de 2006, cuando la presidenta fue Mercedes Cabanillas. 

En su primer discurso, la congresista Alva invocó a la unidad y aseguró que desde el Congreso se garantizará el equilibrio de poderes que requiere el país.

Para que eso suceda, sin embargo, estas palabras deberán concretarse en acciones, opina la politóloga Paula Távara. "La juramentación de María del Carmen Alva ha estado acompañada de un discurso que yo creo que era dialogante y que habría que esperar que sea más que un discurso, que logre ser praxis. Lamentablemente la actitud general de Acción Popular en el anterior parlamento no nos deja los mejores antecedentes, pero creo que estas primeras palabras de la nueva presidenta del Congreso son bastante positivas".

María del Carmen Alva
María del Carmen Alva, congresista por Acción Popular, juró mantener estable el equilibrio de poderes. | Fuente: Andina

En esa misma línea, la politóloga Katherine Zegarra sostiene que es importante el llamado que ha hecho a la unidad la congresista Alva, teniendo en cuenta los antecedentes del Congreso pasado. "[María del Carmen Alva] menciona que va a haber una relación de cooperación con el Gobierno. Esto sería positivo, especialmente teniendo en cuenta que hemos visto comportamientos erráticos por parte de parlamentos pasados. Es importante que se dé no solo una imagen, sino actuación del respeto de la Constitución".

Partido oficialista sin consenso

El partido de gobierno no logró generar consenso para integrar la Mesa Directiva 2021-2022. Se presentó una lista liderada por el congresista José Jerí de Somos Perú; José María Balcázar de Perú Libre; Ruth Luque de Juntos Por el Perú; y Flor Pablo del Partido Morado, pero no se les permitió participar en la elección debido a que acreditaron sus alianzas partidarias fuera del plazo. Específicamente las de Somos Perú y el Partido Morado.

Luego de un pequeño debate en el que expusieron los voceros de las bancadas del Congreso, todos los congresistas votaron porque no se incluya esta lista. Aunque esto no significa necesariamente que habrá problemas en el nuevo Congreso, definitivamente no es una buena señal. "Que no se haya podido ni siquiera votar por una lista en la que tenía presencia Perú Libre da malas señales. No solamente por parte del propio Ejecutivo respecto a su dificultad para poder generar consensos con los partidos que están en el Congreso, sino también por parte del propio congreso, que está fragmentado. Los partidos políticos son débiles, esto hace que se dificulte mucho más la posibilidad de generar diálogos y consensos", comenta Katherine Zegarra.

A pesar de todo, los especialistas coinciden en que una Mesa Directiva multipartidaria y la apertura al diálogo mostrado por la presidenta del Congreso, abre las puertas a una negociación entre el Legislativo y el Ejecutivo, sin llegar al escenario del 2016, en el que la oposición presidió el parlamento apenas asumieron funciones.

"No estamos en una situación como la del 2016, donde hay una mayoría de oposición abrumadora, que puede básicamente conducir y manejar la agenda del Poder Legislativo prácticamente sin considerar los intereses o las preferencias del Poder Ejecutivo", sostiene el politólogo Omar Awapara a RPP Noticias. "Entonces a lo que abre las puertas [esta Mesa Directiva] es más bien a un proceso de negociación, como dijo la propia congresista Alva, de trabajar juntos, para ver de qué manera pueden encontrar una agenda mínima, un cierto consenso".

Una vez que el presidente anuncie a su gabinete ministerial se empezarán a ver más detalles sobre la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo, así como los compromisos que se están asumiendo de cara a los primeros días después del 28 de julio.