El libro
El libro "Cuando Sally se convirtió en Harry" fue retirado de las tiendas Kindle y Audible | Fuente: Unsplash | RPP

 En un momento en el que las empresas tecnológicas están bajo un escrutinio público desde entornos conservadores sobre su rol en el control de contenidos, Amazon decidió retirar de sus catálogos Kindle y Audible el libro “Cuando Harry se convirtió en Sally” del académico Ryan T. Anderson, que establece que la identidad LGTBQ+ se enmarca en la categoría de “enfermedad mental”.

En una respuesta dirigida a senadores republicanos que cuestionaron el retiro de la publicación, Amazon señaló que su decisión responde ha políticas internas de la compañía. Ha sido Brian Huseman, vicepresidente de políticas públicas de Amazon quien ha señalado que han “optado por no vender libros que enmarquen la identidad LGBTQ + como una enfermedad mental”.

Días antes, un grupo conformado por representantes republicanos de Florida, Utah, indiana y Missouri emitieron una carta al CEO de la compañía, Jeff Bezos, acerca del veto al libro de Anderson en las plataformas Kindle y Audible.

En su carta, los senadores escribieron que la medida de Amazon "señaló abiertamente a los estadounidenses conservadores que sus puntos de vista no son bienvenidos en sus plataformas". Solicitaron a la compañía que proporcione documentación que explique su decisión, incluido si el libro violaba una política de Amazon.

La respuesta de Huseman adjunta una serie de respuestas a los cuestionamientos efectuados por los senadores, añadiendo además que “nos reservamos el derecho de no vender cierto contenido. Todos los minoristas toman decisiones sobre la selección que eligen ofrecer, al igual que nosotros”.

El libro "Cuando Harry se convirtió en Sally", escrito por Ryan T. Anderson en 2018, se centra en una variedad de cuestiones, incluida la identidad de género. "Todos están de acuerdo en que la disforia de género es una condición grave que causa un gran sufrimiento", señaló Roger Kimball, editor de Encounter Books, responsable de la publicación del libro.

“Hay un debate, sin embargo, que Amazon está tratando de cerrar, sobre la mejor manera de tratar a los pacientes que experimentan disforia de género”, agregó Anderson, calificando su libro como “una contribución importante” a esa conversación. “Amazon está usando su enorme poder para distorsionar el mercado de ideas y está engañando a sus propios clientes en el proceso”, señaló junto a Kimball.

En respuesta, Amazon señaló que, “como vendedores de libros, brindamos a nuestros clientes acceso a una variedad de puntos de vista, incluidos los que algunos clientes pueden encontrar objetables. Amazon trabaja arduamente para garantizar que los consumidores tengan una excelente experiencia de compra y acceso a la sección representativa más amplia y diversa de palabra escrita y hablada en el comercio minorista actual”.

De acuerdo con cifras de Codex Group LLC., Amazon lidera la venta de libros en los Estados Unidos, con un 53% del total de ventas en formato físico y 80% del mercado digital.

Sepa más: