Auto capa protectora regenerativa
Si el auto con la capa protectora está expuesto al sol por 30 minutos, desaparecerá sus rasguños por completo. | Fuente: Unsplash

Una nueva capa protectora desarrollada por científicos del Instituto de Investigación de Tecnología Química de Corea (KRICT) revoluciona el concepto de este aditamento para la pintura de automóviles debido a su principal característica: cuando se expone al sol, puede regenerarse por sí misma, desapareciendo por completo todos los arañazos y rasguños en tan solo media hora.

Con esta capa protectora, los típicos e inevitables arañazos que se producen en el vehículo por choques o roces con otros autos o hasta alguna piedra que el viento levanta y termina impactando con su cuerpo son un problema del pasado ya que tan solo se necesita estar expuesto al sol por un relativamente corto periodo de tiempo para solucionarlo.

Automóviles capa protectora
“Superficie autorreparable de un modelo de automóvil después de rayarlo cuando se expone a la luz solar enfocada con una lupa (arriba) ,o a la luz solar directamente (abajo)” | Fuente: KRICT

No más preocupaciones por la pintura del auto

La mayoría de recubrimientos protectores están destinados a proteger el acabado del automóvil y a disminuir las probabilidades de que un rasguño lo suficientemente profundo dañe la pintura del vehículo, exponga el metal e incremente el riesgo de que se oxide. No obstante, por más resistentes que sean, las marcas de estos arañazos aún se harán notar y deberán ser pulidas o remediadas por un mecánico con las herramientas necesarias.

Por esta razón, los revestimientos protectores autoregenerativos ya llevan algunos años siendo investigados y desarrollados para facilitar que los autos luzcan impecables. No obstante, los desafíos para lograr que este producto sea viable han sido varios ya que un material con propiedades maleables son más propensos a recibir rasguños con mayor frecuencia mientras que los que son más sólidos tienen factores de regeneración menos efectivos.

Ante esta adversa situación, el KRICT tomó lo mejor de ambos materiales para lograr su propuesta. Los investigadores mejoraron un recubrimiento de resina protectora de alta duración con un material de red de polímero reversible que se basa en el poliol acrílico, añadiendo además un tinte fototérmico. Gracias a este último material, se puede absorber la luz infrarroja del sol para convertirla en energía térmica, aumentando la temperatura de la superficie del recubrimiento protector.

Los enlaces químicos de la estructura polimérica de la capa genera una reacción al incremento de calor, disasociándose y recombinándose de nuevo para reconstruir los daños provocados por los rasguños hasta que se regeneran por completo y desaparecen.

Este factor de curación puede acelerarse con una fuente de calor de alta intensidad como un láser o reflejando la luz solar a través de una lupa, pero las pruebas determinaron que basta con dejar el auto con este recubrimiento protector al sol durante unos 30 minutos para regenerar por completo los rasguños.

Autos capa protectora
“Mecanismo de autorreparación de material de revestimiento protector ecológico para vehículos, incluida la red de polímero dinámico y el tinte fototérmico” | Fuente: KRICT

Otros usos para la capa protectora autoregenerativa de autos

No obstante, el KRICT también destaca que la efectividad y velocidad de la regeneración de la capa depende de otros factores como la intensidad de la exposición al sol, por lo que los científicos de este instituto consideran que podría usarse en otros vehículos como barcos o aviones para minimizar las demandas de mantenimiento de sus pinturas.

Además, aplicarlo a dispositivos incluso más pequeños como smartphones para reparar esos arañazos provocados por caídas y otros accidentes también cabe dentro de lo posible.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.