A raíz de una serie de denuncias que culpaban a la Foxconn de maltrato laboral y explotación de menores de edad, una cámara de televisión ingresó a la empresa que fabrica los iPads para descubrir qué hay detrás de las terribles acusaciones.

Marketplace.com realizó un reportaje de televisión donde muestra las verdaderas condiciones en las que viven los trabajadores de Foxconn, compañía que manufactura diversos artículos para Apple, así como también para Sony, Samsung, Nintendo, etc.

Rob Schmitz fue el periodista encargado del reportaje, a través del cual indicó que son aproximadamente un cuarto de millón de personas, entre 18 y 25 años, las que trabajan en Foxconn, ubicada en Shenzhen, al sur de China.

“Después de entrar por las rejas y caminar, uno se da cuenta rápidamente que Foxconn es una ciudad, pues 240,000 personas trabajan ahí. Casi 50,000 de ellas viven en el campus en dormitorios compartidos. Hay una sección en ambos lugares con restaurantes de comida rápida, bancos, cafés, tiendas de dulces, una biblioteca, canchas de básquet. Es impresionante”, afirma Schmitz, en una crónica.

En el reportaje se ve las diferentes etapas de la producción de la tableta más requerida del mercado: iPad.

La primera línea de producción realiza el armado de la tarjeta madre del iPad, para luego ensamblarla, instalar la tarjeta madre y otros componentes,  como la batería que tarda sólo unos segundos en colocarla.

Posteriormente de que se instala la pantalla táctil LED, la tableta de Apple está casi terminada. Los trabajadores realizan pruebas a la pantalla recién instalada, para después empaquetar las tabletas y finalmente enviarlas a las tiendas.

Cada trabajador percibe alrededor de 14 dólares al día, cifra que parece estar por debajo del promedio, pero que sin embargo no desanima a que más personas quieran integrarse a la familia Foxconn.

"La labor es tediosa y aburrida, pero cada día cientos de personas hacen fila afuera de la fábrica para postular a un puesto. En este día 500 interesados, muchos de ellos cansados de viajar varios días desde su ciudad natal, arriban con la esperanza de trabajar aquí", afirma Schmitz.