MorgueFile

Un equipo internacional de investigadores ha logrado nuevos hallazgo que logran esclarecer aún más las razones de por qué hay personas con mayor estatura que otras.

Un estudio, que involucró a más de 300 instituciones del consorcio GIANT (Genetic Investigation of Antrhopometric Traits), identificó cerca de 700 variantes genéticas y más de 400 regiones del genoma humano que influyen directamente en la estatura.

Para llegar a esos resultados, el grupo de expertos analizó los genomas de más de 250.000 personas a fin de buscar las mutaciones que juegan un rol clave en determinar la altura de una persona.

Según los científicos, que publicaron el estudio en la revista especializada Nature Genetics, estos nuevos hallazgos permitirían a los médicos diagnosticar anomalías en el crecimiento de los niños y entender en mayor profundidad enfermedades en las que la altura es un factor, como el cáncer, la osteoporosis o las enfermedades coronarias.

"La altura se determina casi por completo por la genética, pero nuestros estudios previos solo habían sido capaces de explicar el 10% de esta influencia genética”, señaló Joel Hirschhorn, del Hospital Infantil de Boston (Estados Unidos) y uno de los principales investigadores de GIANT.

Asimismo, podría haber aportes en la ciencia forense. "En un par de años, puede que sea posible tomar una muestra de ADN de una escena en la que se cometió un crimen y decirle a la policía que el sospechoso puede ser de una cierta altura", explicó Timothy Frayling, uno de los principales autores del estudio, según recoge BBC.co.uk.

Estudios previos daban cuenta que la altura del humano está determinada en un 80% por los genes. El otro 20% depende de factores como la nutrición y el medio ambiente.

Sin embargo, recién ahora se ha comenzado a explorar cuáles son los genes y las porciones de ADN involucradas en el proceso.

Hasta ahora se conocía el 12% de los factores que hacen que la altura sea un rasgo hereditario, ahora se conoce el 20%.