El diseño compacto de la GTX 1660 Super bajo la línea TUF de Asus. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Alberto Nishiyama

El panorama para el PC gamer puede ser confuso. Algunos buscan los mejores gráficos posibles, recurriendo a tecnologías como el Ray Tracing, caballito de batalla de la serie RTX de NVIDIA, pero en esta ocasión nos ocupamos de aquellos que buscan una opción un poco más económica capaz de correr los juegos AAA sin hipos. Seamos realistas: las circunstancias actuales lo ameritan.

Así llegamos a la serie 16 de NVIDIA, puntualmente a la ASUS TUF Gaming GeForce GTX 1660 Super OC 6GB.

Una alternativa interesante para torres medianas, gracias a su diseño compacto con dos ventiladores. Vamos con las especificaciones:

ASUS TUF Gaming GeForce GTX 1660 Super OC 6GB
Gráficos NVIDIA GeForce 1600 Super
Bus PCI Express 3.0
Memoria 6GB GDDR6
Clock OC a 1,845 MHz / Modo Juego a 1,815 / Base a 1,530
Cores CUDA 1408
Interface 192 bits
Conectividad 1 DVI-D, 1 HDMI 2.0b y 1 DisplayPort 1.4 
Máximos monitores 3
PSU recomendado 450W
Conexión 8 pines

 

La tarjeta soporta un máximo de tres monitores. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Alberto Nishiyama

El rendimiento nos lleva a correr sin problemas juegos AAA con una mejora respecto a la GTX 1060 en al menos un 20% de cuadros por segundo. Eso sí, la serie 10 mantiene un rendimiento respetable. De más está decir que los juegos de eSports corren sin problemas incluso superando los 100 FPS hasta con mi peculiar resolución de 2,560 x 1,080.

Si estás con una GTX 960 o todavía tienes la serie 700 (GTX 760 o GTX 750Ti), la diferencia es dramática y el camino hacia el upgrade es claro.

Los cambios no se limitan a los cuadros por segundo. También revisamos otras características.

Coincidencias con las RTX

Podríamos considerar a las tarjetas RTX como las hermanas mayores y, como en toda familia, se comparten muchas características.

La serie 16 comparte recursos de la arquitectura Turing que está en la serie RTX. ¿Cuál es la diferencia? La serie 16 no trae RT Cores ni Tensor Cores, aunque es capaz de realizar Ray Tracing por software.

Sorpresa para el streaming

Otra importante característica es NVENC en su versión para Turing, que ha demostrado una interesante mejora, especialmente para aquellos que están interesados en el streaming o grabar partidas.

Muchas veces los streamers optan por dispositivos externos de captura u otra PC porque mandar un stream desde la misma computadora significa una carga en el rendimiento del CPU.

NVENC permite a programas como OBS destinar la codificación del video a la tarjeta de video. Una reciente actualización de OBS en colaboración con NVIDIA ha mejorado este apartado.

Luego de años de no hacer streamings, NVENC me ha tentado a volver a hacerlo. Así de simple.

La imagen de arriba muestra gameplay codificado por CPU en versión "Super fast". Esta aún carga al procesador con una calidad de imagen baja con una caída en los FPS. En la imagen de abajo: NVENC en acción. Menos carga al procesador y mejor imagen. Los FPS no caen. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Alberto Nishiyama

Algo que resultó divertido fue jugar con los filtros de FreeStyle, que se sobreponen sobre varios juegos compatibles (esta es la extensa lista).

Otra de las ventajas de NVIDIA es la del soporte en los drivers, que usualmente tiene drivers optimizados con el lanzamiento de los juegos. Igual sugiero que revises bien qué ajustes predeterminados te brinda GeForce Experience. No son perfectos y a veces necesitan ajustes.

Puedes agregar varios filtros en tiempo real a tus juegos. En este caso: modo vintage. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Alberto Nishiyama

Conclusión

Esta es la tarjeta que esperabas si no crees que vale la pena “pagar capricho” por tarjetas especializadas en el Ray Tracing.

Una buena opción para un upgrade o para comenzar de a pocos en el streaming sin la necesidad de otra PC o dispositivos especializados.

PC Gaming

Por: Alberto Nishiyama