El CEO de la empresa considera que es mejor que los mensajes se compartan por afinidad, no por dinero. | Fuente: Twitter

La red social Twitter ha anunciado que dejará de aceptar publicidad con carga política.

A través de un hilo de mensajes, el director ejecutivo, Jack Dorsey, afirmó que el alcance de un mensaje “debe ganarse, no comprarse”.

“Un mensaje político gana alcance cuando las personas deciden seguir una cuenta o retuitear. Pagar por el alcance elimina esa decisión, forzando mensajes políticos altamente optimizados y dirigidos a las personas. Creemos que esta decisión no debe verse comprometida por el dinero”, explicó.

Para Dorsey, el poder pagar por este tipo de mensajes es muy riesgoso y “puede usarse para influir en el voto y afectar la vida de millones”.

Durante los últimos tres meses, las acciones de Twitter cayeron 20.81% tras conocerse que sus ingresos son menores a lo esperado, debido a una menor demanda de publicidad en la aplicación.

¿Qué opinas?