¿Se pueden prevenir enfermedades con una buena nutrición?

Nutricionista explica que muchas enfermedades crónicas como diabetes, sobrepeso, colesterol, problemas cardiacos o diversos tipos de cáncer se podrían evitar, disminuir o controlar con una buena alimentación y actividad física.

Comer un combo de comida rápida a base de pan blanco, queso procesado, carne roja frita, papas fritas y gaseosa tres a cuatro veces por semana no solo puede engordarlo sino dañar su organismo. Así lo señaló la médico nutricionista Cristina Chuy. 

“No significa que nunca lo comas. Una vez al mes no hay problema, pero que sea una constante en tu vida, comerlo tres o cuatro veces por semanas estaría dañando su organismo”, señaló la especialista, quien recomendó comer balanceado para evitar complicaciones en la salud. 

Pero ¿en que consiste una buena nutrición? Para Chuy, una dieta balanceada debe tener 50 por ciento de carbohidratos, 15 por ciento de grasas y 15 por ciento de proteínas animales o vegetales, así como vitaminas y minerales que son contenidos en frutas y verduras

Entre los carbohidratos están las harinas de preferencia integrales, el arroz, los tubérculos como papa, yuca y camote. “Estos dan una gran  cantidad de energía al cuerpo, pues producen glucosa, nutriente fundamental para que las células de organismo funcionen”, explicó.

En cuanto a las proteínas de origen animal y vegetal, hay diversos estudios que señalan que las de origen vegetal como la soya son mucho más sanas, pero realmente son mejor absorbibles las proteínas de origen animal por ser formadoras y regeneradores de tejidos.

“Un niño en crecimiento, un enfermo, una persona anciana o embarazada, debe basar su alimentación en proteínas de origen animal y vegetal”, indicó. 

La tendencia actual es evitar carnes y lácteos y privilegiar las proteínas vegetales, pero creo que uno debe combinar las proteínas animales y vegetales, cuidando de no comer carnes grasosas embutidos, etcétera. 

 

¿Qué alimentos se deben evitar ingerir?

Para la nutricionista, es importante evitar los alimentos con grasas TRANS, que son las grasas saturadas que producen enfermedades cardiovasculares, causantes de los infartos y accidentes cerebrovasculares. 

Es el caso de los donuts o picarones, que están hechos a base de masa saturadas y ricos en azúcares y harinas, así como las papas fritas, piqueos snack, hamburguesas, pollo frito o nuggets. “Estos tienen aceites hidrogenados y tienen una tendencia cancerígena”, dijo.

Remarcó que el aceite no debe usarse para freír varias veces, sino una o máximo dos veces. También recomendó evitar los cereales muy azucarados, que no son buenos pues son altamente procesados. “Una buena alternativa son los cereales integrales o avena natural”, indicó.

Además alentó evitar las carnes procesadas como el hot dog, chorizo, tocino y enlatados, porque tienen conservantes y preservantes. Además, los enlatados como el atún tienen nitrito de sodio, que es precursor de nitrosamina, la cual favorece un proceso cancerígeno. 

“Si a esto les sumas una mala alimentación, antecedentes familiares con algún tipos de cáncer, el sedentarismo o tabaquismo, hay buen porcentaje de desarrollar alguna enfermedad cancerígena” acotó Chuy.

“Estudios demuestran que la mayoría de las grandes enfermedades crónicas como diabetes, sobrepeso, colesterol o triglicéridos altos, problemas cardiacos o coronarios, cáncer de colon, estómago, mama o próstata se podrían evitar, disminuir o controlar con una buena alimentación y actividad física”, indicó.