Super Mario Bros. (1985) es considerado como uno de los títulos más icónicos de la industria | Fuente: Nintendo

Desde el 2016, Nintendo celebra cada 10 de marzo el llamado MAR10 (March 10), un día que busca rendir homenaje a uno de los personajes más queridos de los videojuegos: Mario. Este ícono de la industria se ha convertido en la imagen de todo un movimiento y no es para menos, ya que el “fontanero” logró salvarlo de un inminente fracaso.

Su primera aparición

En 1981, Nintendo lanzó un videojuego para las máquinas de arcade llamado Donkey Kong, en el que Jumpman (nombre original de Mario) tenía que rescatar a una princesa capturada por un mono. Su estilo y su jugabilidad agradable convirtieron a este título en un éxito y catapultaron a ambos personajes al estrellato. El dato: Popeye iba a encarnar el personaje de Mario, pero por un tema de licencias no fue incluido.

En 1982, los papeles se intercambiarían y sería Jumpman quien atrape a Donkey Kong, y su hijo, Donkey Kong Jr., buscaría salvarlo en el título homónimo. 1983 sería el año en el que Mario obtenga su nombre oficial al protagonizar Mario Bros junto a su hermano Luigi.

El momento más duro de la industria: La crisis de los videojuegos de 1983

Para los inicios de la década de los 80, los videojuegos eran uno de los pasatiempos preferidos por familias estadounidenses. Títulos de máquinas recreativas y consolas caseras forjaban su historia y se enrumbarían en un camino en el que se convertirían en obras de culto para su posterioridad. Sin embargo, ante tal demanda y aceptación, las empresas saturaron el mercado con cientos y cientos de proyectos y decenas de consolas.

Por ejemplo, en estás épocas el gran reinante de las plataformas caseras era Atari con sus modelos 2600 y 5200, pero existía competencia como las consolas Emerson Arcadia o Mattel Intellivision. Cada una poseía una gran extensión de títulos individuales no patentados, lo cuál incrementaba el número de copias de muy mala calidad.

Con el anuncio de una nueva generación de consolas, más copias de proyectos originales y muchas malas versiones y adaptaciones de películas nuevas, la burbuja estalló entre 1982 y 1983 con Atari y el videojuego "E.T. El extraterrestre". La compañía quiso aprovechar el lanzamiento de la exitosa película y destinó sus fondos a la creación de un videojuego basado en ella para la navidad de aquel año.

Con solo 6 semanas de programación, E.T The Game se convirtió en uno de los peores videojuegos de toda la historia: no contenía historia, su jugabilidad era pésima y los gráficos eran lamentables. De las 5 millones de copias destinas, se vendieron 1.5, y colmó la paciencia de los aficionados, quienes dejaron de comprar todo lo relacionado a los videojuegos. Empresas como la propia Atari pasaron por una fuerte crisis y otras, como Mattel y Coleco, se declararon en bancarrota.

Desde esa fecha y hasta el 2014, se mantenía el rumor de que las copias no vendidas de este videojuego fueron enterradas en algún lado del país norteamericano, lo cual, con permisos, fue corroborado en ese año.

El nuevo nacimiento de Mario

Los pocos proyectos que surgieron luego del desastre mantenían una discreta aceptación, pero no lograron calar en la masa. Para fortuna, Nintendo lograría recuperar la confianza perdida con el lanzamiento del Famicom y el NES. La primera surge en 1983 en Japón y provocó cierto interés en el mundo, pero el verdadero boom se alcanzaría en 1985 con la llegada del NES a Norteamérica. Esta consola mantendría un fuerte público tras su lanzamiento y encontraría en el cartucho Super Mario Bros. el principal videojuego de la plataforma.

Super Mario Bros. es creación de Shigeru Miyamoto, director que señala a las ventanas de un autobus como su máxima inspiración, imaginando un personaje que avance en forma lineal sorteando distintos obstáculos. El indicado para aquel papel fue Mario.

Una vez que Mario y su hermano Luigi llegan al Nintendo Entertainment System, todo cambiaría. Registraron el primer hito de ventas luego de la crisis con más de 10 millones de copias vendidas por esa época y, hasta el momento, el videojuego ha vendido más de 40 millones de copias. Es considerado junto a Pokémon y Tetris como los títulos más exitosos de la historia en el libro de los Récord Guinness. 

Mario, un humano residente en el Reino Champiñón, escucha las llamadas de socorro de la Princesa, y junto a su hermano Luigi se dispone a rescatarla y expulsar a los invasores Koopas del reino. Una fórmula que se repetiría y adaptaría al paso de los años, generando títulos para todas las consolas de Nintendo hasta el momento, el último de ellos Super Mario Odyssey para Nintendo Switch o el próximo Super Mario Maker 2 para la misma consola. 

El resto es historia.

¡Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek!

¿Qué opinas?