God of War Ragnarok
La batalla contra Garm, uno de los jefes principales, es la razón por la que PETA criticó a God of War: Ragnarok. | Fuente: Sony/Santa Monica Studios

God of War: Ragnarok, entrega más reciente de la franquicia propiedad de Sony y Santa Monica Studios, no ha tardado en convertirse en uno de los estrenos mejor recibidos de este año en lo que a videojuegos se refiere, ganando el aprecio de la crítica especializada y el público en general. No obstante, pese a todo este éxito, no se ha salvado de una controversia que casi siempre afecta a las superproducciones del medio: el maltrato animal y la confrontación con PETA (People for the Ethical Treatment of Animals, en inglés).

La organización arremetió contra el aclamado título protagonizado por Kratos y Atreus y hasta hizo una petición a los desarrolladores de Santa Monica Studios. PETA solicitó que se integre una opción para activar un modo especial en el que se erradique por completo la violencia contra los animales.

PETA no está muy contenta con God of War: Ragnarok [SPOILERS]

A través de sus principales redes sociales, la organización compartió un video en el que se muestra la batalla contra Garm, uno de los jefes principales del videojuego. Este enemigo a vencer es básicamente un lobo gigante que estuvo encadenado por mucho tiempo en el reino de Helheim, el “infierno” nórdico en donde el frío inclemente afecta hasta a los guerreros más poderosos.

Cuando Kratos y su hijo Atreus, protagonistas de God of War: Ragnarok, se encuentran con Garm, se ven obligados a acabar con él para seguir su camino. Por ello, la organización pidió al estudio desarrollador que creen el “modo PETA” para evitar este combate por completo y cualquier otra manifestación de violencia contra los animales que pueda existir en el videojuego.

Una petición casi imposible que puede cambiar futuros lanzamientos

Por ahora, tanto Sony como Santa Monica Studios no se han pronunciado respecto a la petición de PETA pero, lo más probable es que realizarla sea muy improbable de todos modos. Para implementar este modo, los desarrolladores deberán trabajar bastante para poder realizar los cambios correspondientes y añadirlos al videojuego mediante una nueva actualización.

Por ello, lo más probable es que la modificación no pueda ser posible considerando que es un cambio que no tenían previsto. No obstante, las críticas de PETA contra el videojuego podrían ser tomadas en cuenta por estas dos compañías para implementar un modo con estas características en algún lanzamiento posterior o con la llegada de algún contenido adicional para God of War: Ragnarok en el futuro.

Recuerda que God of War: Ragnarok está disponible tanto en PS5 como en PS4.

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify.