Un pescador japonés compartió en Twitter las fotos de un enorme pez lobo que capturó en las costas de la isla de Hokkaido cerca de Fukushima. Las imágenes que muestran a este extraño pez no tardaron en viralizarse en las redes sociales, aunque algunos dudan de su autenticidad.

Hirasaka Hiroshi, famoso en Twitter por las fotografías de sus extrañas capturas que después ingiere, pescó un pez de aspecto prehistórico que rara vez puede hallarse lejos del fondo de los océanos Pacífico y Atlántico, donde habitan.
 
Las fotos que publicó de la criatura han puesto nuevamente en el tapete las especulaciones sobre las consecuencias que el accidente nuclear de Fukushima ha tenido en la fauna marina, y es que muchas de las especies capturadas en la zona superan el límite legal de radiación en 2.500 veces.

El ejemplar capturado por Hiroshi es un pez lobo que suele tener un tamaño promedio de 1.2 metros de longitud. Sin embargo, como puede observarse en la foto difundida en Twitter, el pez capturado bordea los 2 metros de longitud, posee unas enormes fauces, y se asemeja más a una criatura terrorífica que a un auténtico pez lobo.